Seleccionar página

La crostrata es quizás el dulce italiano más antiguo. Dice una leyenda, transmitida por la tradición popular, que la sirena Partenope habitaba en el golfo de Nápoles y cada primavera se levantaba de sus aguas y anima a la gente del lugar con su canción. Los habitantes, como muestra de agradecimiento, decidieron darle en regalo las cosas este postre elaborado con las cosas más preciadas que tenían y cuyo ingrediente representaba un don: la harina la fuerza y la riqueza, la ricota era el trabajo, la mermelada el fruto, los huevos la renovación de la vida y el azúcar la dulzura.

 

Ingredientes de la receta de crostata

 

Existe otras historia menos legendarias y más realistas de la génesis de la crostrata, pero para qué quedarse con otra interpretación más prosaica teniendo este bonito cuento.

 

Cocinero de Pasta Mito

 

El autor de esta receta de Crostata alla marmellata es Fabrizio Aberani,  que cada día ejerce su magia en los fogones del restaurante Pasta Mito , en el Mercado de Chamartín, y que en esta ocasión no se ha reservado ni el más pequeño de los secretos para dar a conocer este postre, ¿o quizás no?. Ingredientes y ritos que utilizan las “mammas” de media Italia cuando quieren halagar.

Si aún no has caído bajo el hechizo italiano de la cocina de Pasta Mito, esta crostata terminará por seducirte

 

Crostata di marmellata

 

Ingredientes:

  • 300 gr. de mantequilla
  • 400 gr. de harina
  • 3 huevos enteros
  • 1 chorrito de Sambuca o Anís
  • ½ bolsa de levadura Royal
  • Rayadura de 1 limón

 

Crostata de mermelada de fresa

 

Confitura:

  • 1 kg de fresas
  • ½ kg de azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • La piel de un limón
  • 1 vaso de agua

 

En un bol verter la harina, la mantequilla en pomada, el azúcar, la levadura, la ralladura de limón, el licor y los huevos.

Amasar todo convenientemente hasta hacer una bola, envolverla en papel film y dejar reposar en la nevera durante 4 horas.

Extender la masa ayudándonos del rodillo hasta conseguir una masa de medio centímetro de espesor.

En un molde de unos 30 centímetros lo untamos de mantequilla y le espolvoreamos con pan rallado para evitar que se peque. Colocamos la masa dando la forma del molde. Reservando unas tiras de la masa para decorar.

 

Lavamos las fresas y las loncheamos.

Añadimos en un cazo las fresas, el agua, azúcar, la piel del limón y las hojas de gelatina. Lo ponemos a fuego fuerte para después bajarlo a fuego medio hasta que se forme la mermelada.

Dejamos reposar y enfriar.

 

Verter sobre el molde con la masa y decorar en red con tiras de la masa que previamente hemos reservado.

Introducir en horno precalentado a 180º durante 15 minutos aproximadamente, dependiendo del tipo de horno que utilicemos.

 

Ya solo queda dejar enfriar y empezar a devorar. Grazie mille Fabri.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies