Seleccionar página

La vigilia que prohibía comer carne, potenció la imaginación en torno a los dulces de Semana Santa; cocineros, pasteleros y amas de casa se disponían a ofrecer otro tipo de platos con alimentos que sí podían comer. Un sinfín de recetas pascuales para estas fechas, elaborados la gran mayoría a base de leche, harina, huevos, mantequilla, azúcar o miel. Otro ingrediente muy utilizado es el pan, ya que el pan es uno de los símbolos de la última cena y es de los principales ingredientes que deben estar presentes en nuestras mesas para estas fechas. Media España se pone en esta época a freir dulces, la otra media se encarga de comérselos.

 

Torrijas de Pastelería Formentor

 

Torrija

El dulce por excelencia de la Semana Santa, hoy la pesadilla de los que intentan mantener la línea pero en tiempos era el último recurso que libraba a los devotos campesinos del desfallecimiento en sus quehaceres en las fechas de abstinencia.

Un postre humilde para cuya elaboración solo se necesita pan, leche, huevo y azúcar y que cualquiera puede hacer en casa. Aunque con un marcado consumo estacional, hoy la afición por las torrijas es descomunal y la mitad de los restaurantes de España las tienen en su carta durante todo el año.

 

Mona de Pascua

Uno de los postres que más protagonismo toma al final de la Semana Santa. Se trata de una receta de gran tradición, sobre todo en el levante (Murcia, Valencia, Cataluña y también Castilla-La Mancha). Con forma de corona la mona tradicional mantiene los huevos cocidos, que suelen pintarse de colores sobre una base de bizcocho que puede estar rellena de crema y de chocolate o mermelada. Pero como en todo, en las monas de pascua la imaginación de los reposteros ha dado rienda suelta a creaciones sorprendentes.

 

Pestiños de Semana Santa

 

Pestiños

Bañados con miel o simplemente nevados de azúcar, son el postre típico del sur de España, desde Andalucía hasta Murcia o Extremadura. La receta tradicional se elabora con una masa que incorpora naranja, canela y ajonjolí además de azúcar, harina de fuerza y vino blanco. Su preparación es muy sencilla y la tradición manda hacerse en familia o entre amigos. Solo hay que tener precaución a la hora de freírlos en la sartén…, y en la cantidad de ellos que eres capaz de comer.

 

Flores de sartén extremeñas

 

Flores de sartén

Las flores fritas de Semana Santa, habituales en Extremadura y La Mancha durante la Semana Santa, también se elaboran en Galicia donde se denominan flores de entroido’ y, junto con las filloas, se preparan desde el Carnaval. No se sabe con exactitud el origen de la receta, pero sí que es antiquísima y muy popular. Forma parte de los dulces de sartén como la leche frita o los buñuelos. La receta suele llevar leche y poca azúcar o ninguna, ya que luego las flores se espolvorean con azúcar glas o miel.

 

Huevos de pascua

Mientras que en España nos inflamos de torrijas y otros manjares en fritura, el mundo anglosajón y media Europa viven durante estos tiempos la obsesión por los huevos de Pascua. Se pintan, se esconden para que los niños se dediquen a buscarlos (quizás por mantenerlos ocupados), se regalan y desde el siglo XIX se bañaban en chocolate para mayor alegría de los más pequeños.

 

Huevos de Pascua

 

Pero el repertorio no acaba aquí, pues no podemos olvidar el panquemado, roscos o rosquillas, marañuelas, borrachuelos, canutos, bartolillos… y la lista se prolonga. Cada región, casi cada pueblo, tiene un dulce producto para conmemorar estas fechas. Todos bajo el común denominador de que sean dulces.

Golosas propuestas que podrá encontrar en nuestros comercios; búsquelos en Pastelería Uría Hermanos, Pastelería Formentor, Pastelería Manolo o Santa Teresa Gourmet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies