Seleccionar página

El final del verano es la vuelta a la rutina y, también, de vernos las caras con un enemigo silencioso: la báscula. En Mercado de Chamartín encontrará la forma de volver a una alimentación más sana.

 

Finalizar las vacaciones es un auténtico shock; la vuelta significa el retorno a los hábitos y costumbres, en nada el despertador será el ruido que nos acompañe cada mañana, en muy poco comenzarán las prisas matinales para la salida hacia el cole…. En fin, no podemos ayudar en cambiar estos daños colaterales de nuestras vidas, pero si queremos echar una mano para sobreponerse a otro de los acontecimientos que año tras año se sucede: el susto al subirnos a la báscula.

 

Según una reciente estadística el 54% de los madrileños cambia su alimentación durante el verano y el 26% engorda más de 5 kilos, lo que equivale a una talla y media más de ropa.

Según este estudio más de la mitad de los encuestados, el 54,09%, dijo que durante el verano, y no sólo durante las vacaciones, cambiaba sus hábitos alimenticios, lo que contribuía a ganar peso. El tiempo del estío parece animar a consumir más cerveza y refrescos, aumenta el consumo de helados, dulces y comidas preparadas, modificamos los horarios de comidas… El resultado final es una tendencia al alza de nuestro peso corporal, y como respuesta: un acto de contrición, en el que nos proponemos realizar más deporte, regular nuestra alimentación, convertirla en más sana y la promesa de quitarnos esos kilitos de más. Si usted no se siente retratado en este perfil, no es necesario que siga leyendo, es usted un privilegiado.

Agua aliado para eliminar toxinas

 

Dicen los expertos en nutrición que la alteración de nuestra alimentación durante las vacaciones suele crear desequilibrios en los neuromediadores que regulan el comportamiento y la saciedad.

Si es de los que no ha superado la tentación de darse más de un capricho gastronómico, tome nota de algunas reglas para “volver al buen camino”:

  • Beber agua: al aumentar el consumo de agua nos ayudará a depurar el organismo a través de los riñones y el hígado, ya que les ayudará a funcionar de forma más efectiva. Además favorece la circulación sanguínea de forma que se diluirán las toxinas y se eliminarán más fácilmente. Todo ello ayuda a acelerar el metabolismo nada más levantarnos y así tener una mayor actividad a lo largo de la jornada.

 

Vegetales como desintoxicantes del organismo

  • Zumos de frutas: aprovecha para tomar zumos de frutas antioxidantes preferiblemente naturales y no envasados, pero si te decantas por éstos últimos, presta atención al envase y elige aquellos que no tengan azúcares añadidos. Son una muy buena opción en el desayuno, nada más levantarnos.

Introduce en tu dieta alimentos desintoxicantes: intenta tomar al menos cinco alimentos desintoxicantes como son la alcachofa, el berro, plátanos, aguacate, remolacha, ajo, manzana, tofu o ciruelas.

 

Cereales integrales

 

  • Cereales integrales: son más saludables ya que además de aportarnos fibra, producen una mayor sensación de saciedad, con lo que además conseguiremos comer un poco menos.

 

  • Lácteos desnatados: yogures, la leche y preferiblemente los quesos frescos ya que poseen menos sodio y grasas que los quesos curados.

 

Láscteos bajos en grasa

 

  • Reducir el consumo de sal: así evitaremos la retención de líquidos y favoreceremos la eliminación de los que ya tenemos retenidos. Para condimentar nuestros platos, podemos usar hierbas y especias para hacerlos más sabrosos a pesar de no llevar sal.

 

Todo esto, acompañado con ejercicio, servirá para ponerse al día. Ya tiene deberes para septiembre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies