Seleccionar página

La lasaña es uno de los platos míticos de la cocina italiana, pero, a diferencia de otras recetas de la cocina transalpina pensamos que hacer una lasaña casera es un esfuerzo hercúleo, pero, evidentemente, no lo es.

La lasaña clásica a la boloñesa es un plato tan exquisito como fácil de preparar una vez que cogemos el truco al proceso.

La lasaña aparece en uno de los primeros libros de cocina italiana de la historia: el ‘Libro per cuoco’ –literalmente, “libro para cocineros”–, un manuscrito veneciano que fue escrito, probablemente, a mediados del siglo XIV. Allí se especifica que la lasaña es un plato típico de Cuaresma (una tradición que sorprende dado lo carnívoro de la receta actual), que se preparaba con nueces molidas y se recubría con especias y azúcar, un añadido muy típico en la inmensa mayoría de platos medievales, en los que los sabores salados y dulces no estaban tan segregados como hoy en día.

 

Lasaña clásica

 

El plato, tal como lo conocemos hoy, no debió popularizarse hasta bien entrado el siglo XVII y se preparaba con todo tipo de carnes asadas y sobras. En el libro “La cocina italiana de Jamie Oliver (RBA), el famoso chef británico explica que en las zonas rurales de la península Apenina se suele elaborar la lasaña “alla cacciatora”, con todo tipo de carnes de caza –faisán, pato, paloma, conejo…– que se asan, se desmenuzan, y se agregan a la salsa de tomate.

La receta que os proponemos hoy es obra de Ana Cubilla, la ya para muchos conocida por Cooking_Ana, cocinera de las redes sociales, que recurre a la receta de una amiga milanesa (ya se sabe que la comida, la cocina y sus elaboraciones traspasan los límites geográficos) y podemos considerar a la vista de los ingredientes y pasos una versión auténtica y absolutamente italiana y tan boloñesa como la que más.

 

Lasaña a la boloñesa clásica

 

Ingredientes:

  • 1 kg. de cebolla
  • 2 dientes de ajo picado
  • 6 zanahorias
  • Una rama de apio
  • 1 kg. carne picada mixta (vacuno y cerdo)
  • 2 latas de 800 gr. de tomate triturado
  • 1 kg. de tomate frito HIDA
  • Albahaca
  • Queso mozarella fresca.
  • 1 l. de leche entera
  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de harina
  • Placas de pasta para lasagna precocida.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
  • Pimienta

 

 

Sólo tenéis que pochar mucha cebolla, dos dientes de ajo, zanahoria y apio (cortado todo muy pequeñito).

 

Añadimos, salpimentado un kilo de carne picada mixta (ternera y cerdo), rehogamos y, echamos dos latas de tomate triturado grandes (800 gr.) un kilo de tomate frito, mucha albahaca y sal. Dejamos rehogando tres horas, a fuego muy, muy lento.

 

Una vez hecha la boloñesa se prepara una salsa bechamel con el equivalente a un litro de leche y 200 gr. de harina y, lo mismo de mantequilla.

 

Montamos en una fuente de horno capa de bechamel, boloñesa, pasta, queso mozarela en rodajas muy finas, bechamel…

 

En mi fuente, hemos montado cuatro capas (mi amiga monta cinco capas).

 

Terminamos cubriendo por bechamel y queso parmesano rallado al momento.

 

Elaboración de lasaña

 

Dejamos reposar un día entero para que la pasta se impregne de los jugos y, al día siguiente metemos en el horno durante hora y media a 180°.

 

Sacamos, tapamos con papel Albal y dejamos reposar una hora hasta servirla.

 

Ahora solo toca disfrutarla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies