Seleccionar página

Es posible que sufra astenia primaveral y yo sin saberlo ¿Me siento más cansado de lo habitual? ¿Demasiado lento para afrontar el día? ¿Agotado al final de la jornada? No hay duda, padezco astenia primaveral, un trastorno bastante típico que se puede combatir viviendo y comiendo más saludablemente.

 

La astenia primaveral suele definirse como un estado constante de agotamiento y fatiga provocado por el cambio de estación y asociado al exceso de luz solar. Junto al cansancio, la astenia también puede ir acompañada de sentimientos de melancolía y, en algunos casos, de depresión leve.

 

Y es que está demostrado que el clima tiene un gran impacto en nuestro cuerpo, tanto a nivel físico como mental.

 

Aproximadamente la mitad de la población sujeta a patrones estacionales de luz solar sufre este trastorno. Tiene una duración media de unas dos semanas y tiene su origen en el hipotálamo, una glándula situada en el cerebro que regula cosas como la temperatura, la sed, el apetito, el sueño y la vigilia. Sufre cambios durante el horario de verano y cuando hay cambios en la luz solar y especialmente en el clima.

 

Astenia primaveral

 

 

Alimentos para combatir la astenia primaveral

 

Si bien no hay que preocuparse pues es temporal, lo recomendable es salir al sol tanto como sea posible, pero hay otras formas en que puede ayudar a energizarse.

En lugar de recurrir al café o a las bebidas energéticas azucaradas y poco saludables, es una gran idea modificar tu dieta para comer más alimentos que aumenten la energía. Estos son algunos alimentos que debes de consumir buscando un plus de vigorizante combustible…

 

Fruta fresca de temporada 

 

Incluir frutas frescas en tu dieta aportará una gran cantidad de nutrientes y también te ayudarán a combatir el cansancio. Siempre es aconsejable el consumo de frutas de temporada, pero si se trata de paliar los síntomas de astenia primaveral tiene una función extra. Los nutrientes como la coenzima Q10, el magnesio, el potasio y el hierro que se encuentran en muchas frutas ayudan al cuerpo a producir y conservar energía.

 

Verduras de hojas verdes 

 

¡Siempre puedes contar con las verduras de hoja verde! Incluye verduras como la espinaca, el brócoli, la col rizada, la lechuga o las acelgas, ya que tienen un alto contenido de vitaminas y antioxidantes. Puedes tomar estas verduras en forma de sopa o ensalada.

 

 

Astenia primaveral

 

 

Avena contra el cansancio estacional

 

Comenzar bien el día es importante cuando se trata de sentirse con más energía y listo para enfrentar el mundo; esa “cuesta” que bajo el influjo de la astenia primaveral nos parece más empinada. La avena es una excelente opción para el desayuno, ya que además de efecto saciante, te ofrece energía de liberación lenta, o lo que es lo mismo: potencia extra hasta la hora del almuerzo.

Está repleta de proteínas, vitamina B y magnesio, por lo que probablemente te sentirás más despierto con cada cucharada.

 

Semillas de chía

 

Otra gran opción para el desayuno, incluso para el resto del día, son las semillas de chía. Estas diminutas semillas contienen mucha fibra y proteína por cucharada, así como ácidos grasos omega-3, que combaten la inflamación en los músculos.

 

También son muy versátiles, ya que puedes hacer un pudín simple de la noche a la mañana con semillas de chía combinándolas con leche de avena y frutas. También puede agregarlos al yogur, batidos, ensaladas…

Solo recuerda que debido a que las semillas son súper absorbentes, necesitas beber más agua durante el día para asegurarte de mantenerte hidratado.

 

Sandía

 

Si bien el agua es un excelente destructor de la fatiga, puede ser difícil beber toda el agua que necesita. Sin embargo, ciertos alimentos contienen mucha agua, ofreciéndole un refrigerio sabroso y ayudando a sus niveles de hidratación.

 

Las sandías en realidad contienen alrededor de un 90 por ciento de agua, por lo que son ideales para disfrutarlas como refrigerio, y complemento a la ingesta necesaria de agua. También contienen azúcares naturales que te darán un impulso extra.

 

 

Astenia primaveral

 

 

Nueces

 

Las nueces no sólo ayudan a aumentar tus niveles de energía, sino que también los mantienen estables para que te sientas con más vigor durante todo el día.

 

Contienen altos niveles de proteína y fibra, así como algunos de los electrolitos que puedes perder cuando haces ejercicio. Esto significa que las nueces también son una excelente opción cuando se trata de bocadillos para después del entrenamiento.

 

Batatas

 

Cambia las patatas por batatas esta primavera para sentirte más lleno de energía. No solo contienen muchos carbohidratos ricos en fibra, también tienen mucho potasio. Esto es lo que equilibra tus electrolitos, lo que a su vez evita que te deshidrates, aunque todavía necesitas beber agua.

El potasio también es beneficioso cuando se trata de reducir la presión arterial, lo que puede ayudarte a relajarse más fácilmente. Como el estrés provoca fatiga, esta es una gran ventaja adicional.

 

Huevos

 

Los huevos no solo son sabrosos y enormemente versátiles, sino que también te ayudarán a seguir adelante esta primavera. Los huevos son una buena fuente de proteína, que ayuda a mantener el poder, así como a reparar y desarrollar los músculos.

Comer huevos con tostadas integrales para el almuerzo podría ser justo lo que necesitas para pasar el resto del día.

 

 

Cansancio primaveral

 

 

Pescado

Ciertos alimentos consumen más energía para digerir, como la carne roja, lo que en realidad puede significar que te sientes cansado después de una comida. La proteína magra, como la que se encuentra en el pescado, es fácil de digerir y te ayudará a sentirte pleno de vitalidad.

Además de las proteínas, el pescado, especialmente el pescado azul, contiene muchos ácidos grasos saludables, que también ayudan a mantener el estado de ánimo y los niveles de energía.

 

Reir contra la astenia primaveral

 

Tan fundamental como el comer. Cualquier cosa que te haga reír, y enfocar tu mente en algo positivo por un período de tiempo, puede tener un efecto energizante. Dedica tiempo cada semana a actividades como ésta para experimentar los efectos vigorizantes de la risa; este tipo de cosas son tan importantes para nuestra salud y energía como la dieta y el ejercicio, así que conviértelo en una prioridad.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies