Seleccionar página

Fruta y Navidad. Por alguna extraña y poco comprensible razón, nos empeñamos en rehuir el consumo de frutas en las celebraciones navideñas. Cuando existen sobrados argumentos para que su presencia fuera primordial. No solo porque reducimos las calorías que ingerimos, de por sí abundantes en esta época del año; también por que la fruta aporta nutrientes vitales, caso de los antioxidantes, fibra y agua, muy necesarios para facilitar las digestiones de las pesadas comidas familiares.

 

Añadimos un elemento más. Lo decorativo, la puesta en escena, es componente de peso cuando organizamos un encuentro familiar durante la Pascua. Qué mejor manera de añadir toda la variedad de colores que la fruta de temporada invernal nos suministra.

 

Por último, y no menos importante, son fechas en las que buscamos actividades que puedan congregar a toda la familia en torno a la cocina. Más si cabe, cuando las circunstancias invitan al recogimiento en el hogar y cuando las propuestas en el exterior son limitadas.

 

Pues te vamos a proponer la tarea que aglutina todo esto en una sola obra: la creación de un hermoso y fresco Árbol de Navidad de Frutas, y conviértelo en una tradición para el resto.

 

Arbol de Navidad de frutas

 

En serio, si estás agotado por el azúcar y las galletas, añade una nota fresca y saludable construyendo tu propio Arbol de Navidad de frutas con tus hijos que protagonizará el centro de mesa.

 

Ya te adelantamos que es muy sencillo. No se necesita un título de ingeniero de montes, tan solo un poco de maña y mucho humor; ya verás que todos se apuntan al proyecto.

 

Te contamos un modelo de Arbol de Navidad de frutas, pero las posibilidades son tantas como te dicte tu imaginación.

 

Arbol de Navidad de frutas

 

Todo comienza con una piña madura. Ya sabes, la mejor manera de saber si una piña está madura es sacar una de las hojas de la parte superior; si puedes arrancarla fácilmente, ¡está madura!

 

Corta la parte superior e inferior en rodajas, luego corta una pequeña rodaja de la parte superior. Con esta rodaja de piña vamos a construir la estrella que coronará el árbol. Utiliza un molde de galletas en forma de estrella o con un cuchillo recortas la silueta.

 

Arbol de frutas de Navidad

 

A continuación, toma una brocheta de madera – las mismas que utilizas para preparar pinchos morunos – y empújala por el centro de la piña. Por eso es importante tener una piña madura. Si no lo está, será difícil que la brocheta atraviese el corazón. A continuación, inserta una pera ligeramente madura en la brocheta dejando el extremo punzante al descubierto; ahí pincharemos la estrella cumbre.

 

¡Hora de podar árboles! Eliminamos la piel exterior de la piña hasta dejar la pulpa despejada.

 

Podrás usar cualquier fruta de temporada que te guste o que tengas a mano. Aquí tienes algunas sugerencias, naranjas, clementinas, kiwis (con la piel puesta para que no resbalen del árbol), fresas, moras, uvas, frambuesas, arándanos, melón….

 

Empieza a colocar palillos de dientes en el «árbol» en un ligero ángulo, cual de ramas se tratase, y luego agrega la fruta, rompiendo los palillos si es necesario. Es mejor empezar por colocar primero las frutas más grandes (fresas, rodajas de naranja, kiwis, etc.) y luego llenar los huecos con las frutas de menor tamaño.

Continúa hasta que el árbol esté completamente decorado.

 

Arbol de Navidad de frutas

 

Ensarta el adorno de estrella en la cúspide de la brocheta y sirve.

 

Puedes preparar el árbol de Navidad de frutas con varias horas de anticipación, pero manténgalo cubierto con film plástico de cocina y refrigera hasta que esté listo para servir.

 

¡Van a alucinar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies