Seleccionar página

El arroz es un alimento básico en más de 100 países en todo el mundo, como poco. En muchos rincones del planeta se incluye en más de una comida al día. Por su riqueza en calorías y almidón y su bajo coste, es el alimento más asequible a todos los estratos de la sociedad en cualquiera de los escenarios mundiales. En definitiva, y de forma global, es la base vital de la alimentación.

Está tan integrado en casi todas las culturas que no es un hecho anecdótico que la palabra china para “comida” se traduce literalmente como “comer arroz”.

 

Cada nación cuenta con, al menos, una especialidad de arroz que representa las especies locales, los hábitos de cocina de los alimentos de su entorno y las preferencias de sabor: paella en España, risotto en Italia, jambalaya en el sur de USA, pulau y biryani en la India, arroz con coco en Colombia, arroz al vapor en China, arroz y frijoles en México, y arroz dulce en Portugal… y estos son una ínfima parte de un larguísimo listado.

 

 

Todas las variedades de arroz contienen carbohidratos, proteínas, pequeñas cantidades de grasa y sodio, y no contienen gluten. El integral contiene más proteínas, fibra, vitaminas y minerales que el arroz blanco, y las variedades coloreadas cuentan con más antioxidantes.

 

Es ya un hecho comprobado que todas las variedades son fuente de almidón resistente, lo que aumenta la fibra dietética total y disminuye la respuesta glucémica debido a una digestión más lenta.

 

 

La forma y longitud del grano (grano corto, grano medio o grano largo) determina su textura cuando se cocina, además de los tipos apropiados para usar en platos y cocinas. El grano largo, que se cocina ligero y esponjoso con los granos separados, a menudo se usa para hacer pulau, rellenos, ensaladas de arroz y jambalaya. El de grano medio es húmedo y tierno y se usa comúnmente para hacer paella y risotto. Con granos más cortos y redondos, el de grano corto se vuelve húmedo y “pegajoso”, lo que lo convierte en una excelente opción para budines, postres y para comer con palillos.

 

Uno de sus valores culinarios es su complementación con otros alimentos, de los que “roba” sus sabores: frutas, verduras, legumbres, nueces, semillas, carne magra, aves y mariscos convierten la humildad del cereal en gloriosas recetas.

 

 

Pero ¿cuántos arroces conoces?

 

Arborio

Arborio es un arroz de grano medio o corto con alto contenido de almidón que se utiliza para hacer risotto, un plato italiano cocinado y revuelto lentamente en un caldo hasta obtener una consistencia cremosa. (Carnaroli y Vialone Nano son otras variedades que se usan para hacer risotto.) Arborio también se usa para arroz con leche y otros postres.

 

Basmati

Un arroz aromático de grano largo cultivado en la India, Bangladesh y Pakistán, el basmati viene en variedades blancas o marrones. Tiene un sabor y aroma distintos y produce una textura suave y esponjosa y los granos no se pegan. A menudo se usa en curry y salteados, pero también es ideal para acompañar.

 

 

Negro

También conocido como «púrpura» o «prohibido», el tono oscuro de este grano se debe a su alto contenido de antocianinas. Es un arroz integral disponible en variedades de grano corto y largo. La variedad de grano corto a menudo se usa para hacer arroz pegajoso, gachas y arroz con leche.

 

Marrón

Disponible en variedades de grano corto, mediano y largo. Contiene más magnesio, selenio y fibra que el blanco enriquecido y se puede comer como cereal para el desayuno, se utiliza en sushi y pudines, y se sustituye por arroz blanco en la mayoría de las recetas.

 

Jazmín

Originario de Tailandia, este arroz tiene un aroma floral distintivo y sabor a nuez que combina bien con platos mediterráneos. Se cocina tierno, ligero y esponjoso y está disponible en variedades blancas y marrones. Cocinarlo al vapor, en lugar de hervir, proporciona los mejores resultados.

 

 

Rojo

Este arroz integral es rico en nutrientes y alto en antioxidantes debido a sus diferentes tonos de color rojo. Está disponible como una variedad de grano largo de Tailandia y un grano mediano de Bután, y su textura masticable y de nuez se presta bien a los tazones de arroz, pulaus, ensaladas y rellenos.

 

Blanco

Disponible en variedades de grano corto, mediano y largo. Es de cocción homogénea. Absorbe el sabor de los alimentos que acompaña y es el más utilizado para elaborar paellas, arroces caldosos y guisados. Evite enjuagar el arroz blanco antes y después de cocinarlo, para impedir que los nutrientes se eliminen.

 

Salvaje

A pesar de su nombre, el arroz silvestre en realidad no lo es, sino una especie de pasto semiacuático autóctono de América del Norte. Sus granos largos, delgados y oscuros tienen un sabor a nuez, textura masticable y contienen más proteínas que el arroz blanco y el integral. El arroz silvestre a menudo se mezcla con arroz integral o trigo bulgur, y combina bien con frutas, nueces, carnes, aves y pescado en ensaladas, sopas, guisos y pulaus.

 

Ahora, cuando te hablen de arroces quizás sepas alguna cosita más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies