Seleccionar página

El socorrido bocadillo que contenta a todo el mundo se sublima cuando acoge en su interior un corte de carne. Se vuelve soberbio y alcanza una dignidad propia de comida con mantel de hilo y cubertería de plata, aunque de poco vayan a servirte estos complementos.

 

Que nos perdonen los finolis, pero esto de comer con las manos – el denominado finger food – conquista a cualquiera y se ha convertido en la forma de alimentarse más globalizada.

 

Escoge el lugar del globo que se te antoje y allí encontrarás un modelo que en resumen es comida entre pan y pan. El nombre que le den es lo de menos, llámese panini, hamburguesa, sándwich, bocata, montadito…, todos beben del mismo principio, entre pan y pan… un tesoro.

 

El bocadillo es la comida perfecta. Es portátil, lo puedes comer en cualquier situación y tiene infinitas posibilidades. Los sándwiches pueden ser dulces o salados y se pueden servir fríos o calientes. ¿Eres vegetariano? Genial, tómate un bocata. ¿Eres un amante de la carne? Has dado con el edén, tómate un bocadillo también.

 

De ningún modo recomendarte que comas solo de bocadillo. Dios nos libre. Por muy caprichosa que sea la opción, el bocata de carne debes de dejarlo para algunas ocasiones: que si un Mundial de fútbol, que si un maratón de series de Netflix, que si una reunión informal con amigos, con más ganas de hocicar que de cocinar… Ya sabes, los grandes momentos de nuestras vidas… je, je.

 

Bocadillo de carne

 

 

Es el sistema de comida que se acerca a la perfección, que se reinventa cada día sin perder su memoria histórica.

 

Gracias, conde de Sandwich

 

Aunque esto de las porciones pequeñas emparedadas se remonta a las primeras civilizaciones que elaboraban pan, hay quien asegura que el bocadillo empezó como tapa. Y que fue en la época del rey Alfonso X el Sabio. Según afirman, fue él quien dio origen a los llamados canapés o bocadillos ya que fue éste el que dispuso que en los mesones castellanos no se sirviese vino si no era acompañado de algo de comida, evitando que el vino subiese rápidamente a la cabeza. Si te lo crees bien, si no, siempre encontraremos otra teoría que te satisfaga.

 

 

Bocata cárnico

 

 

Saltamos al siglo XVIII. Si bien Inglaterra puede no parecer el hogar de muchos grandes inventos culinarios, podemos agradecer al Reino Unido por la invención de los sándwiches. El sándwich fue popularizado en 1762 por John Montagu , el cuarto conde de Sandwich. Montagu tenía un gran problema con el juego y pasaba horas y horas en la mesa de juego. Quería una comida que pudiera comer con una mano mientras jugaba a las cartas, por lo que su cocinero le trajo un trozo de carne entre dos piezas de pan. Le gustaba tanto esta comida portátil de carne y pan que la comía todo el tiempo y se hizo bastante popular, y finalmente se la conoció como el sándwich.

 

Desde el bocadillo de juego con una sola mano de un conde hasta un alimento básico infinitamente variado, estos son algunos de los mejores de los mejores.

 

¿Cuál es el mejor bocadillo de carne?

 

 

Bocadillo de carne

 

 

Esto, como todo, va en gustos. Al final el ranking siempre será personal, dictado por nuestro paladar y por el hambre que tuviéramos en un momento concreto. ¿Cuántas veces nos ha sabido a gloria un bocata en un bar de medio pelo? Así que, no te fíes de esas listas al uso de los “20 mejores bocadillos del mundo”, poco o nada tendrán que ver con tu peculiar gusto. Aprovecha cada escapada para probar la especialidad local entre pan y pan, y vé conformando tu propia clasificación. Esto va de ir descubriendo.

 

Como hay que hacer patria, siempre estará en nuestra elección el madrileño Pepito de Ternera, sencillo, sin florituras, pero siempre ha sido un fiel compañero en momentos de “gusa” máxima.

 

Pero como te habrás preparado cientos de Pepitos, hoy te traemos la creación de un tripero reconocido como es Jamie Oliver: su Bocadillo de Carne y cebolla de nivel superior. Ojo, que el nombrecito es obra de Jamie, ahora serás tú quién confirme si es acertado o no.

 

Bocadillo de carne y cebolla caramelizada Next-Level

Ingredientes

  • 400 gr de falda de ternera
  • 2 cebollas grandes
  • 20 gr de mantequilla sin sal
  • aceite de oliva
  • 70 gr de azúcar moreno
  • 125 ml de vinagre de vino tinto
  • 1 pan de chapata
  • aceite de oliva virgen extra
  • mostaza inglesa, opcional
  • 1 puñado de berros

 

 

Bocadillo de carne perfecto

 

 

Preparación

 

Saca el bistec de la nevera y déjalo a temperatura ambiente, luego lo cubres con papel de horno y golpéalo con la base de una sartén para que se ablande y quede más o menos del mismo grosor.

 

Mientras tanto, pela las cebollas, quitando también la primera capa, y corta en rodajas de 2 cm de espesor.

 

En una sartén grande antiadherente, a fuego medio, pon la mantequilla, un chorro de aceite y el azúcar. Una vez que la mantequilla se haya derretido coloca las cebollas en la sartén en una sola capa y cocina durante 5 minutos.

 

Vierte el vinagre, retira la tapa, reduce el fuego a bajo y cocina durante unos 35 minutos, o hasta que alcance un color dorado y caramelizado solo en el fondo, agregando gotas de agua para aflojar, si es necesario.

 

Mientras tanto, introduzca el pan en el horno, enciéndelo a 110 °C y déjalo  calentar.

 

Sazone el bistec por todas partes con sal marina y pimienta negra. Coloca una sartén grande antiadherente de fondo grueso a fuego alto. Una vez que esté muy caliente, rocía la carne con aceite de oliva, cocínalo durante 3 minutos por cada lado a fuego medio o a tu gusto.

 

Retirar a un plato, reposar durante 1 minuto, luego cortar en rodajas de 1 cm de grosor y mezclar con sus propios jugos de reposo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

 

Corte el pan por la mitad y frota el interior de cada pieza en los jugos de reposar del bistec. Unta un poco de mostaza, si te gusta, luego coloca en capas la cebolla caramelizada, el bistec y brotes de berros.

 

Coloca el otro trozo de pan encima, presiona ligeramente hacia abajo, córtalo en trozos decentes y… a disfrutar.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies