Seleccionar página

En su conjunto, Mercado de Chamartín es un ejemplo a la hora de abordar el tema del reciclaje, y de avanzar en la política de Cero Basuras al Vertedero. Pero este esfuerzo por minimizar el impacto de envases de los alimentos se ha trasladado a cada uno de los comerciantes que componemos esta gran plaza tradicional. Y lo hacen como parte de su responsabilidad en mejorar cuidar el medio ambiente; también porque cada vez es mayor la demanda de los consumidores en los aspectos ecológicos a la hora de tomar sus decisiones de consumo.

 

A la vanguardia de esta concienciación está Frutas Charito

Frutas Charito no solo se preocupa de la calidad de sus productos, también ha desarrollado una política integral de sus servicios para convertirlos en prácticas respetuosas con el medio ambiente.

 

Su última acción para reducir al mínimo la huella de carbono de su actividad comercial es el uso de envases totalmente reciclables, biodegradables y compostables en el envío de sus productos a domicilio.

 

 

 

Toda una línea de envases que poseen las certificaciones ambientales, fabricadas con fibra vegetal que aseguran, por su resistencia, la integridad de las frutas y verduras durante el envío hasta su entrega final al cliente.

 

Frutas Charito es consciente que el perfil de consumidor ya no es el mismo que hace unos años. Los compradores actuales están mejor informados; son más conscientes y les mueve no solo la búsqueda de la excelencia en frutas y verduras, también exigen del comercio la aplicación de soluciones sostenibles en cada una de las etapas intermedias del consumo.

 

Envases reciclables

 

En este compromiso con el medio ambiente, Frutas Charito ha desarrollado una praxis sostenible en cada acción: poniendo un mayor énfasis en el reciclaje del packaging que proviene de sus suministradores, aplicación de iluminación LED en el 100% de sus instalaciones , renovación de su flota de transporte con vehículos 100% eléctricos, uso de papel reciclado en su administración, empleando bolsas de papel para el envasado y bolsas de rafia reutilizables para el acopio de toda la compra, avanzando en la reducción del film plástico para el retractilado de frutas y verduras, minimizando el desperdicio alimentario…

 

En definitiva, Frutas Charito se sitúa en posición avanzada del comercio respetuoso con el medio ambiente, porque la cercanía al consumidor de un mercado tradicional significa, también, compartir y colaborar en sus inquietudes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies