Seleccionar página

Cebiche, la perfección de lo simple, la moda que vino de Hispanoamérica como la tendencia más pujante entre las recetas frescas, sanas, ligeras y ricas.

Al igual que ocurrió con el sushi, y su imparable penetración en las formas de consumo de pescado en la cultura occidental, el cebiche – o ceviche, o seviche o sebiche – representan el ejemplo más claro de cómo la globalización también ha llegado a la gastronomía.

 

Cebiche, el colonizador

La colonización del cebiche en nuestros paladares comenzó en círculos gourmet, pero ya ha rebasado esa frontera y se ha convertido en plato popular. Ese retorno culinario de las cocinas latinoamericanas, con el ceviche como embajador, que se originó en Perú y es casi una religión en todos los países castellanohablantes ribereños del océano Pacífico.

 

Cebiche

 

 

Y es que cada vez aparece en más cartas de restaurantes, tabernas y gastrobares, estén o no relacionados con el tipo de gastronomía que representa el cebiche, como forma estupenda de comer pescado fresco, apenas marinado unos minutos en una preparación cítrica, donde el limón/lima y el cilantro le da un toque ciertamente refrescante que lo convierte en un entrante de excepción. Ideal para tomar con una buena cerveza bien fresca o un blanco joven bien ácido. Incluso puede acompañarlo también con maíz o ensaladas varias. Así podría describirse al nuevo sushi, con el que comparte las características de una receta fresca, sana, ligera, rica, digestiva, sin fogones de por medio, y que cada vez convence a más comensales.

 

Como ocurre con el sushi, la calidad de las materias primas es fundamental: buen pescado fresco, lima, ají, cebolla roja, cilantro y leche de tigre. Pero los expertos coinciden en que el punto está en controlar la acidez de los cítricos y en dar con el tiempo de maceración. Unos los sitúan en unos pocos minutos, si estamos trabajando con un pescado blanco, a 15 si se utiliza un pescado azul –caso de caballa o bonito– que por su contenido en grasa soportan con más vigor su inmersión en el medio ácido.

 

Cebiche

 

 

Los mejores pescados para el ceviche, son los de carnes blancas y prietas, en especial la corvina, pero también sirven muchos otros: dorada, lubina, lenguado o incluso rodaballo, y marisco como el langostino.

Hoy te proponemos el más clásico de los cebiches para que puedas «cebichear» en casa. 

 

Receta de cebiche de corvina

 

Cebiche

 

 

Ingredientes (2 personas)

  • 300 gr. de corvina bien fresca
  • 1 cebolla roja, 
  • 2-3 limones o limas
  • 1 ají picante o guindilla
  • 1 diente de ajo
  • Cilantro, pimienta negra molida y sal. (Al gusto)

 

 

Elaboración

 

Primero debemos limpiar y despiezar bien la corvina. Sacamos aletas, escamas, cabeza y espina dorsal. Sacamos los lomos y la ventresca y los dejamos bien limpios.

 

Fileteamos estas piezas con el cuchillo bien plano para sacar láminas finas (también se puede hacer en tiras) y las vamos situando en un fuente con borde alto.

 

Todo este paso – con diferencia la única complejidad que presenta la receta – te lo puedes evitar si pides a los pescaderos del Mercado de Chamartín que te preparen los filetes de pescado ya listos. 

 

Seguidamente cortamos la cebolla, el ajo, el ají picante y el cilantro en porciones pequeñas. La cebolla en juliana.

 

Todo esto lo vamos poniendo encima del pescado y removemos.

 

Salpimentamos y añadimos el zumo de los limones o limas hasta cubrir.

 

Ya sólo quedará poner en la nevera por espacio de 10 minutos hasta que el pescado esté bien blanco. 

El acido cítrico modificará las proteínas de la corvina hasta dejarlas comestibles y muy sabrosas en sólo ese tiempo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies