Seleccionar página

Quizás estás en la misma situación que yo. Me encantan las costillas de cerdo a la barbacoa, pero no dispongo de barbacoa. Eso de estar apegado a la ciudad tiene sus inconvenientes. Cuando te entran irrefrenables ganas de prepararte una barbacoa al aire libre…. te quedas con las ganas, o tiras de libreta de direcciones de amigos con jardín, o no te queda otra y buscar las costillas de cerdo BBQ entre los profesionales de la restauración.

 

Y, te digan lo que te digan, no es lo mismo. Aunque solo sea por orgullito. 

Así que hoy nos proponemos preparar unas costillas de cerdo a la barbacoa… sin barbacoa. Aquí viene el gran giro, tu instrumento de cocina será el horno.  Ya verás como el resultado final es prácticamente el mismo. De chuparse los dedos, y esto es literal…

 

Costillas de cerdo

 

Las costillas de cerdo a la barbacoa que vamos a preparar se hornean en el horno; pero quedan super tiernas y se desprenden del hueso. Es la forma más fácil de hacer costillas, ¡y son tan deliciosas!

 

A partir de ahora podrás alardear de tu costillar de cerdo a la barbacoa “falsa”, palabra de honor; con una receta particularmente maravillosa, por la sencillez, porque no importará la climatología exterior, porque te puedes olvidar de cargar la parrilla de combustible y porque es tan fácil que no hay posibilidad de error.

 

Tu únicos aliados serán unas buenas costillas de cerdo y una deliciosa salsa barbacoa. Si tienes tu propia receta de salsa, enhorabuena. Si no, elige la mejor de las marcas; ninguno de los dos ingredientes es dinero y serán los responsables de conseguir un gran sabor y una terneza increíble.

 

Costillas de cerdo BBQ

 

Costillas de cerdo BBQ paso a paso

 

Tan solo una precaución previa. Utilizarás la salsa barbacoa en tres vuelcos; es decir, no escatimes y dispon de salsa suficiente.

 

Una cosa más; hay que retirar la membrana que recubre el lado de los huesos del costillar. Los carniceros del Mercado de Chamartín se prestarán gustosos a realizarlo. Pero si quieres hacerlo tú aquí tienes el método: 

  • Comienza por el lado más grueso de las costillas y desliza un cuchillo fino y afilado entre el hueso y la membrana para despegarla.
  • Luego, con tus manos tira de la membrana para despegarla de los huesos.
  • Eso sí, ayúdate con un paño de cocina si sientes que la membrana está particularmente resbaladiza, así no se rompe y puedes retirarla completamente.

 

Costillas cerdo a la barbacoa

 

Receta de costillas de cerdo BBQ sin barbacoa

 

¡Vamos a la chicha!

Sazona dos costillares con 2 cucharaditas de sal, concentrando la mayor parte en el lado carnoso de cada pieza.

 

Precalienta el horno a 150º

 

Corta cada costillar entero en costillas individuales, separando entre los huesos.

 

Coloca las costillas en una bandeja de horno con borde y rocía con aproximadamente 250 ml de tu salsa barbacoa favorita.

 

Mezcla las costillas en la salsa, masajeando, hasta que estén uniformemente cubiertas. 

 

Acomoda las costillas en la bandeja, ordenándolas en filas con la parte más carnosa hacia arriba.

 

Cubre la bandeja muy  firmemente con papel de aluminio. Realmente quieres crear un espacio consistentemente sellado para que se cocinen dentro.

 

Hornea las costillas de cerdo durante 1 hora y 45 minutos, luego retira el papel de aluminio. En este punto todavía no tienen el tono caramelizado que queremos dar, pero todo llega.

 

Tome la mitad de la salsa barbacoa restante y pincela cada costilla. 

 

Vuelve a hornear, esta vez sin tapar, durante 30 minutos aumentando la temperatura del horno a 175º.

 

Costillas de cerdo a la barbacoa

 

Están empezando a caramelizarse un poco en los bordes, pero necesitan otro rociado. De nuevo pincela las costillas con la salsa barbacoa que queda.

 

Toque de horno final. Otros 20-30 minutos en el horno, y finalmente, tendrán un glaseado maravilloso.

En esta fase hay que mantener la atención, pues las salsas para barbacoa con concentraciones más altas de azúcar se queman más rápido, así que manten un ojo en la evolución del caramelizado final.

 

Las costillas de cerdo a la barbacoa, sin barbacoa, ya están listas para comer.

 

Es el momento de pringarse los dedos, y rechupetearlos. Que se trata de disfrutar.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies