Seleccionar página

Mero pintoresco, fresco, mediterráneo, blanco y fragante; todo esto y mucho más es este fortachón de los mares, un tesoro marino y una fortuna culinaria.

 

Es casi imposible superar el placer ante un delicioso plato de mero. Las posibilidades de lo que un cocinero entusiasta puede hacer con los meros son ilimitadas. Puedes tenerlo a la parrilla, ahumado, asado, al vapor, frito, horneado y todo eso.

 

Mero y nutrición

 

Como todos sus parientes, es un filón nutricional. Sin ir más lejos, tiene un contenido moderado de grasas y por lo tanto de bajo aporte calórico; 100 gramos de mero no aporta más de 120 kcal.

 

Mero pescado

 

 

Además, tiene interesantes cantidades de proteínas de alto valor biológico y vitaminas del grupo B que son imprescindibles para que el organismo se desarrolle correctamente, en tanto que intervienen en funciones tan esenciales como la transformación de los alimentos en energía o la formación de los glóbulos rojos.

 

En el terreno de los minerales no se queda corto, ya que es especialmente rico en potasio, esencial para la salud de los músculos y el óptimo funcionamiento del riñón y el corazón; magnesio, que interviene en la función muscular, la presión sanguínea o la regulación de los niveles de azúcar en sangre; y fósforo, primordial para la formación de los huesos y los dientes.

 

Mero pescados

 

 

Siempre puedes encontrar muchas opciones para preparar una receta de mero fácil pero deliciosa. Y entre ese cajón sin fondo de las preparaciones de mero en los fogones te proponemos una muy en consonancia con la cultura de la cocina mediterránea, donde se juntan lo mejor del mar y la tierra.

 

Mero al horno estilo mediterráneo con tomates y aceitunas

 

Mero pescado

 

Un recetón baja en carbohidratos que se puede preparar en unos 20 minutos. La fórmula consta de algunas especias y sabores frescos y atrevidos; una elaboración todo terreno que funciona bien en cualquier momento.

 

Ingredientes

 

  • Mero, 750 gr aprox en filetes
  • Comino
  • Orégano
  • Pimentón
  • Ajo picado
  • Zumo de limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Tomates cherry
  • Aceitunas kalamata
  • Perejil
  • Albahaca o Menta

 

Preparación

 

Comienza sazonando los filetes. Para condimentarlos secalos y pon sal por ambos lados. A continuación, prepara una mezcla de comino, orégano y pimentón en un bol y aplica bien la mezcla por ambos lados del filete.

 

Una vez que los filetes estén bien condimentados y de forma homogénea, colócalos en una fuente para hornear ligeramente engrasada. Ahora, cubre el pescado con el ajo recién picado y agrega el jugo extraído de un limón. A continuación, añade  un generoso chorrito de aceite de oliva virgen extra. Finalmente, cubre la mezcla con tomates en rodajas y aceitunas kalamata.

 

Ahora que el condimento está completo, coloca la fuente en la rejilla del medio del horno precalentado. La temperatura del horno debe ser de 200 grados. 

 

El pescado estará los filetes se hayan vuelto escamosos y de color opaco. Por lo general, necesita de 12 a 13 minutos de horneado. 

 

Ahora, sirve los suculentos filetes de mero con ensaladas o acompañamientos a tu gusto.

 

No cocines demasiado el mero. Si no estás seguro, usa una sonsa térmica y saca el pescado cuando su temperatura interna haya alcanzado los 63 grados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies