Seleccionar página

La miel nacional, la de siempre, ahora en una encrucijada comercial por la competencia de productos venidos de China, de peor calidad, y por sucedáneos que proliferan por doquier. Por ello, es bueno reivindicar un producto ancestral pero de plena vigencia: ayuda a combatir resfriados y dolores de garganta; favorece la curación de algunas enfermedades estomacales; actúa como sustancia relajante; tiene un suave poder laxante; su alto valor energético la convierte en combustible perfecto para luchar contra los síntomas de agotamiento; ayuda a frenar la aparición de radicales libres responsables del envejecimiento cutáneo… hablamos de la miel. En definitiva, uno de los alimentos con más beneficios de la cesta de la compra, que tiene mil y una aplicaciones en la cocina.

En un buen puñado de puestos del Mercado de Chamartín podrás encontrar miel nacional, de altísima calidad y debidamente certificada, que te permitirá  experimentar con algunas de las sugerencias que te proponemos.

Vamos a cocinar con miel.

 

Glaseado

Ya sea que busques hacer un suculento jamón glaseado con miel o darle un glaseado pulido a los pinchos de piña a la parrilla, la miel es algo natural cuando se trata de crear un brillo dulce irresistible.

 

Glaseado de miel

 

Adobo

Suspiras por conseguir que un pieza de carne absorba todos esos maravillosos sabores pegajosos y dulces. Prueba batir una marinada de miel para hacer que su carne esté más tierna. Aquí hay algunas ideas más de la marinada.

 

Aderezo

La miel es un aderezo perfecto para ensaladas que equilibra la acidez de la mostaza o el vinagre y se rocía generosamente sobre las hojas de las ensaladas.

 

En las mermeladas

En lugar de agregar azúcar a la mermelada casera, intente usar miel para retener toda esa dulzura natural.

 

Miel con queso

 

Genial con queso

Queso de cabra, ricotta, queso azul y Parmigiano Reggiano son solo algunos quesos que combinan perfectamente con un chorrito de miel. De suave y cremosa a envejecida y ácida, la miel es excelente para agregar otra dimensión o para equilibrar sabores fuertes. Intenta experimentar con diferentes mieles y quesos para encontrar tu pareja favorita.

 

Prefecto con yogur fresco

El yogur griego o un yogur espeso fresco rociado con miel nacional para el desayuno, el brunch o el postre es uno de los placeres de la vida.

 

Con bebidas calientes

Agregue un elemento calmante y saludable a las bebidas tibias endulzándolas con un chorrito de miel derretida a su gusto.

 

Miel infusionada con hierbas y especias

 

Cócteles

Sea creativo en el bar con el dulce néctar equilibrando cualquier nota amarga.

 

En el horno

Miel y repostería son aliados inseparables. Ya sea que estemos hablando de baklava griega, empapada de miel o de higo y pastel de miel de naranja.

 

Miel infusionada

Lleva a tu miel a conquistar el cielo al infusionarla con cáscaras de limón, canela o cualquiera de tus hierbas y especias favoritas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies