Seleccionar página

Si has asumido la abrumadora tarea de limpiar y organizar el frigorífico, antes de la compra de vuelta de vacaciones…, ¡te has ganado una merecida palmadita en la espalda! ¡Lo hiciste! ¡Pero aún no has terminado! Una vez que se hayan tirado todos los condimentos caducados y se hayan limpiado los estantes, es hora de volver a guardar todo. Y realmente importa cómo lo haces y dónde pones las cosas.

¡No desesperes! Te contamos como hacerlo.

 

A la hora de organizar el frigorífico es bueno utilizar como modelos cocinas profesionales y de restaurante, porque organizan sus frigoríficos pensando en la seguridad alimentaria.

Entonces, ¿cómo adoptamos su forma de organización? Esta es la estrategia que utiliza los mismos principios, adaptados a las configuraciones de un refrigerador doméstico.

 

¿Tiene la costumbre de llenar su refrigerador un poco al azar después de llegar a casa con la compra del Mercado de Chamartín, simplemente colocando todo donde pueda meterlo? Organizar el frigorífico usando racionalmente los estantes te ayudará a recordar qué artículos tienes a mano y qué se está agotando. La comida también durará más si almacena todo en el lugar adecuado, así podrás evitar desperdiciar alimentos, un mal endémico de nuestra época. Ahorrarás tiempo y dinero cuando encuentres el lugar adecuado para su carne, verduras, productos lácteos y condimentos, utilizando ideas inteligentes para mantener todo organizado y fresco.

 

Ordenar verduras y frutas en el frigorífico

 

Frutas y verduras en su lugar adecuado

Pon tu fruta en el cajón de baja humedad. La fruta se conserva mejor cuando no está expuesta a demasiada humedad. La mayoría de los frigoríficos tienen un cajón especial que tiene menor humedad que los otros estantes y cajones. Aquí es donde debes almacenar la fruta, desde manzanas hasta plátanos y uvas.

 

Sin embargo, si planeas comer fruta rápidamente puedes guardarla en el estante superior. Las bayas frescas, por ejemplo, se echan a perder más rápido que las manzanas, por lo que es posible que no quieras guardarlas en el cajón para verduras. Guarda la caja en el estante medio o superior, donde la tendrás a la vista y podrás encontrarla antes de que comiencen a arrugarse.

 

Los productos almacenados en el cajón para verduras pueden almacenarse sueltos o en bolsas de plástico abiertas. No guardes la fruta en bolsas de plástico herméticamente cerradas, ya que esto puede hacer que muchos tipos de frutas se pudran más rápidamente.

 

Mantén las verduras en el cajón de alta humedad. La mayoría de las verduras se benefician de un poco de humedad adicional, de ahí los aspersores que verás mojando la sección de productos en la frutería. Guarda las verduras enteras allí sueltas o en bolsas de plástico abiertas para mantenerlas frescas.

 

Sin embargo, si almacenas ensaladas o verduras cortadas, se echan a perder más rápidamente que las verduras que permanecen enteras. Por esta razón, debes guardarlos en el estante medio o superior para que los veas y los uses rápidamente.

 

Para ayudar a que las verduras duren más tiempo, no las laves antes de guardarlas. Mojar las verduras aumenta la posibilidad de que las bacterias crezcan y comience su deterioro. La humedad es buena, pero no querrás que las verduras se asienten en el agua. Si necesitas lavarlos, séquelas completamente antes de guardarlos.

 

Consejos de organización del frigorífico

 

Organizar la carne

 

Guarda la carne en la parte más fría del refrigerador. Ya sea que necesite almacenar pechugas de pollo, bistec, salchichas o pavo, debe ir en la parte más fría del frigorífico. En la mayoría de los casos, está en la parte posterior del estante inferior, aunque algunos tienen un cajón designado para la carne.

 

Asegúrate de que la carne se mantenga separada del resto de los alimentos. Debe envolverse en plástico y almacenarse lo más bajo posible, de modo que si los jugos se escapan no goteen ni contaminen otros artículos.

 

Limpia el área donde almacenas la carne con más frecuencia que el resto del refrigerador.

 

Métodos de orden en la nevera

 

Organizar la puerta del frigorífico

A pesar de que lo que parece, la leche y los huevos deben estar en el estante más frío. Muchas personas almacenan leche y huevos en la puerta para facilitar el acceso. Sin embargo, la puerta es la parte más cálida del frigorífico, por lo que almacenarlos allí hará que pierdan frescura más rápido.

 

A menos que consumas los huevos con bastante rapidez, es mejor almacenarlos en su caja original en lugar de transferirlos a los contenedores de huevos en el interior de la puerta.

La crema, el yogur y productos similares también deben guardarse en la zona fría.

 

Pon condimentos y bebidas en la puerta. Los condimentos suelen contener mucha sal, vinagre y otros conservantes que evitan que se echen a perder rápidamente, por lo que está bien guardarlos en la parte más caliente del frigorífico: la puerta. Las bebidas también tienden a durar más que los alimentos. Designa el estante inferior para los artículos más grandes y pesados, como zumo de naranja, cerveza o refrescos. Coloca los condimentos dulces como mermeladas, jaleas y jarabes en otro estante, y guarda los condimentos salados como la mostaza y la salsa de soja para el último estante.

 

Aunque la mantequilla es un producto lácteo, está bien guardarla en el compartimento para mantequilla de la puerta. La mantequilla no necesita mantenerse tan fría como la leche.

Los envases y el orden en el frigorífico

 

La razón de contenedores: orden

¿Quieres convertirte en la Marie Kondo de tu nevera? Intenta usar cajas en el frigorífico. Usar envases para organizar la comida es una excelente manera de mantener todo separado, accesible y limpio. Etiqueta los contenedores para que sepas qué va allí. Por ejemplo, si compras mucho queso, podrías tener una caja solo para quesos.

 

Considera revestir los estantes para facilitar la limpieza. El uso de revestimientos para estantes protege la comida de la contaminación y facilita la limpieza. Si necesita almacenar carne en un estante encima de su cajón de productos, por ejemplo, tener un forro de plástico debajo de la carne evitará que sus productos goteen. Cada semana o dos, simplemente retira los forros y cámbielos por otros nuevos.

 

Por último. No almacenes artículos que no necesitan almacenarse en el refrigerador. Use tu frigorífico para conservar artículos perecederos y mantén cosas como agua embotellada, latas de refrescos, condimentos adicionales y otros productos no perecederos en la despensa. Esto hará más espacio para los artículos que realmente necesitan mantenerse fríos. Transfiera los productos no perecederos al frigorífico cuando los necesites.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies