Seleccionar página

Haz sitio que hoy toca Pastel de Cerezas. Esta vez a cerezaspicotas le quitamos el hueso y las convertimos en uno de los postres más suculentos. Una institución en la gastronomía nacional americana, y eso que no tienen muchas.

 

Hay que aprovechar la campaña de cerezas y picotas para sacarle mucho más aprovechamiento. Ya conoces la versión gazpachil de cereza, un giro inesperado en las sopas frías de verano; en su momento te presentamos una compota de cerezas en escabeche, la salsa agridulce que significa tener un as en la manga para resaltar cualquier plato, un acompañamiento fantástico para rillettes o patés. Esta vez le toca a la opción repostera, el pastel de cerezas, el “Cherry Pie” que enloquecía al agente Dale Cooper de la popular serie “Twin Peaks”, del director David Lynch.

 

Para los que ya peinan canas recordarán que en los 90 se convirtió en un fenómeno de audiencia televisiva. A los que les suene a una simple historieta viejuna, ¡craso error! Twin Peaks es un imprescindible que no debes perderte.

 

 

Cherry pie

 

 

Pero vayamos a lo que nos ocupa, vamos a preparar un Pastel de Cerezas en versión más española, que no desmerece de la que el protagonista de la serie definía como “así debe de ser el cielo al que van las tartas cuando mueren”.

 

Y es que mientras que el Cherry Pie más original se elabora con guindas (sour cherries, las llaman), como son rara avis en nuestras fruterías, aquí nos conformamos con rellenar la tarta de cerezas o picotas de la tierra que, amigo Cooper, son las mejores del mundo.

 

Cerezas y picotas, super alimento

 

Cerezas y Picotas, tienen como diferencia más evidente entre una y otra la ausencia de pedúnculo en la picota, y ésta es más firme y roja, de carne dura y que cruje al primer mordisco.

 

Por lo demás, tanto cerezas como picotas comparten una larga lista de propiedades que la hace imprescindibles en temporada:

 

  • Su alto poder antioxidante.

 

 

Pastel de cerezas

 

 

  • Su elevado contenido de agua (un 85% aproximadamente), que ayuda a mantener la piel hidratada y sana.

 

  • Sus propiedades depurativas y su suave efecto laxante, permite limpiar el organismo de toxinas y eliminar líquidos.

 

  • Su contenido en fibra, que mejora el tránsito intestinal.

 

  • Ayudan a reducir los niveles de ácido úrico y a aliviar y prevenir la gota.

 

  • Junto al plátano es la fruta más rica en potasio, lo que la convierte en un alimento ideal para regular la hipertensión.

 

  • Contiene altos niveles de vitamina A y C y hierro, lo que también la hace recomendable para tratar las anemias.

 

Como verás su potencial como alimento es ilimitado. Así que, nos ponemos con ellas.

 

 

Primer paso de un pastel de cerezas: deshuesar

 

 

Hacer pastel de cerezas es fácil: todo lo que necesitas es un poco de paciencia al deshuesar las cerezas. Prometemos que vale la pena. 

 

Aunque te parezca una frivolidad, el deshuesador de cerezas es tan útil como desconocido.

Este pequeño utensilio se está convirtiendo en un éxito gracias a su funcionalidad. Imprescindible para los aficionados a esta fantástica fruta de temporada. Si piensas que lo utilizarás sola una vez no sabes la cantidad de uso que se le puede dar. 

 

 

Deshuesar cerezas y picotas

 

Piensa en todas esas recetas con cerezas que te hemos contado, y muchas otras que puedas imaginar, pues este sencillo aparatito es capaz de quitarte de un plumazo el trabajo más tedioso: eliminar los huesos.

 

Y lo mismo hace con las aceitunas.

 

Receta de Pastel de cerezas

 

 

Cherry pie

 

 

Ingredientes

 

  • 1,2 kg de cerezas
  • 2 bases de masa quebrada, o masa brisa
  • 200 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 huevo

 

Elaboración

 

Deshuesar las cerezas y añadir los 200 gramos de azúcar; las dejamos macerar en el frigorífico bien tapadas entre 8 ó 10 horas antes de realizar el pastel.

 

Pasado ese tiempo añade 40 gr de maizena, 1 cucharadita de canela y las semillas de una vaina de vainilla.

Remueve  bien para que se distribuya y disuelva la harina con el jugo de las  cerezas. Reservamos.

 

Mientras, en un molde de tarta bajo, disponemos una de las bases de masa que hayamos escogido, utilizando papel sulfurizado en la parte inferior para facilitar el proceso de retirada posterior, sin necesidad de engrasar el molde.

 

Sobre la base vertemos todas las cerezas y el líquido que han soltado. 

 

Como cobertura utilizamos la otra base de masa, creando un enrejado clásico. No tienes más que cortar tiras gruesas, e ir colocando primero en un sentido y después otras en perpendicular.

 

Una vez colocadas las tiras de la masa sellamos los bordes y pintamos con el huevo batido. Espolvoreamos con el azúcar.

 

Introduce la tarta en el horno precalentado a 200º, con calor solo por abajo, durante 15 minutos. Pasado este tiempo ponemos el horno con calor por arriba y por abajo y horneamos durante 40 minutos más.

 

Si durante el horneado el pastel se tuesta en exceso en su parte superior, podemos taparla con un papel de aluminio.

 

Pasado el tiempo, retiramos la tarta del horno  y  la dejamos enfriar sobre una rejilla unas cuantas horas. 

Es importante que la tarta se temple, o enfríe, para que se solidifique bien el líquido y para que podamos retirarla sin problema, pasarla a una  fuente y manipularla.

 

Que le quieres dar el toque final… tú mismo. Elige entre el helado de vainilla, crema inglesa o un chorrito de nata líquida. O tal cual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies