Seleccionar página

El poke, el hashtag de moda en Instagram, es una comida típica de Hawai que se ha convertido en un best seller en Estados Unidos, y desde allí ha conquistado medio mundo.

 

En general ya habíamos enloquecido con el sushi, el pescado crudo y el ceviche; el poke parece una inclusión natural. No se puede negar que parece una evolución lógica y es una tendencia que nos está colonizando.

 

Recetas de poke

 

Pero, ¿en qué consiste este plato que popularizaron los surfistas de la isla del Pacífico? Sobre una base, generalmente de arroz (aunque se está popularizando también el uso de quinoa o de noodles), se añade el gran protagonista de esta receta, el pescado crudo. A continuación, se incluyen, al gusto, superalimentos como el aguacate, las algas, semillas, el kale, tofu… Todo para redondear una receta superfresca, colorista, sana y ligera, y con el beneficio añadido de que se prepara en nada de tiempo.

 

El pescado, generalmente atún o salmón (aunque la progresión ya incluye todas las variedades de pescados o mariscos y versiones vegatarianas), se marida en sal o soja y también puede tomarse crudo.

 

La historia del poke hawaiano, que se remonta a tiempos de la época precolonial de la Polinesia, no esconde grandes misterios pretéritos y es, en realidad, bastante simple. Poke literalmente significa en lenguaje hawaino «cortar transversalmente en pedazos». Los primeros pobladores de la islas del Pacífico saciaban su hambre con la pesca diaria, un sustento perfecto teniendo en cuenta que el océano era su frigorífico o despensa natural . Tomaban su captura del día, lo cortaban, echaban sal de mar y un poco de ogo (algas frescas).

 

El poke nos invade y no hay vuelta atrás. No vamos a resistirnos y aquí traemos una muestra.

 

Poke hawaiano

 

Poke bowl de salmón

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz integral
  • 460 gr de salmón fresco, cortado en cubitos de 2 cm.
  • 1 cucharada salsa de soja baja en sal
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 1 diente de ajo machacado
  • 2 cucharadas de edamame sin vaina
  • 1 pepino, pelado en cintas delgadas con un pelador de verduras
  • 4 rábanos, en rodajas finas
  • 1 aguacate, en rodajas finas
  • 2 zanahorias, peladas y ralladas
  • 4 tazas de hojas de espinaca baby
  • Semillas de sésamo negro, para servir.

 

Coloca 2 tazas y media de agua en una olla mediana, cubra y deje hervir. Agrega 1 taza de arroz, cubre y reduce el fuego a bajo. Cocina a fuego lento hasta que el arroz esté cocido, unos 35-40 minutos. Escurrir el arroz y dejar enfriar.

 

Mientras tanto, en un tazón mediano, combina el salmón, la salsa de soja, el aceite de sésamo, el jengibre y el ajo. Revuelve bien para combinar.

 

Dejar marinar durante 30 minutos en la nevera.

 

Dividir el arroz, los edamame, el pepino, los rábanos, el aguacate, las zanahorias, las espinacas y el salmón en 4 tazones. Espolvorear con semillas de sésamo negro.

 

Para los que quieren darle un giro y les gusta ser creativos, el salmón se puede sustituir por pechuga de pollo, atún o tofu rallado cocido. La quinoa puede sustituir al arroz integral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies