Seleccionar página

Vale. Nos has pillado, nos encanta el queso en la ensalada. Seamos honrados, en muchas ocasiones hemos empleado ensaladas para encubrir nuestra verdadera pasión: Comer queso. El reino vegetal como subterfugio para darle placer a nuestro auténtico vicio. No es mala coartada.

Incluso a la inversa, los verdaderos enamorados de una fresca sensación vegetal pero que en ocasiones le piden un plus de sabor y texturas… pues añaden queso.

Bien, ya está justificada la presencia del mundo lácteo en el universo de las ensaladas. Ahora está en no cometer errores de emparejamiento.

 

El mejor queso para aderezar una ensalada depende tanto de los demás ingredientes de la ensalada como de los gustos personales. Con la variedad de quesos disponibles difícil será que no encuentres la combinación ideal. Hay combinaciones clásicas así como combinaciones innovadoras que quizás nunca hayas probado. 

 

Queso y enlatada

 

Cosmos de quesos para ensaladas

 

El queso azul, como el stilton y el roquefort, son quesos cremosos y de sabor fuerte que agregan un toque agradable a las verduras sencillas. También son un buen complemento para las ensaladas que contienen elementos dulces, como manzanas, peras o frutos del bosque. 

 

El queso feta griego tiene un sabor salado que combina bien con muchos ingredientes diferentes del mundo vegetal. 

 

El queso parmesano, con su sabor a nuez y salado, se usa comúnmente en platos de pasta como aderezo, pero es igualmente bueno para combinar en la ensalada. 

 

El queso cheddar, con su rico sabor a mantequilla, es otra excelente opción para mezclar con verduras. 

 

El queso suizo suave y sabroso rallado sobre verduras también es una deliciosa elección de aderezo. 

 

El queso de cabra, que a menudo se sirve pasado por la plancha, tiene un sabor picante que también complementa varias ensaladas. 

 

Queso en la ensalada

 

Queso para ensaladas verdes 

 

Una simple ensalada verde hecha con lechugas mixtas, tomate y pepino se puede cubrir con varios tipos diferentes de quesos. El queso cheddar rallado es un maridaje tradicional, pero puedes experimentar con una combinación de quesos para agregar algo de variedad. Por ejemplo, un poco de queso suizo rallado, además del cheddar, hacen una buen casamiento. Dependiendo del tipo de aderezo que uses, es posible que prefieras probar otro queso, como el queso feta, con un simple aderezo de vinagreta. 

 

Queso en ensalada de espinacas

 

La ensalada de espinacas también es bastante versátil y es deliciosa con una variedad de aderezos de queso. Combinado con nueces y un chorrito de aceite de oliva, el queso de cabra es un ingrediente excelente. Un poco de bacon cortado, junto con una vinagreta de vino tinto y queso de cabra es otra combinación deliciosa. También se puede utilizar queso feta. Las bayas también se pueden agregar a una ensalada de espinacas con queso de cabra o feta para darle un toque delicioso. 

 

Queso en ensalada griega 

 

El queso feta se usa tradicionalmente en esta delicia mediterránea. Su sabor salado y ácido es una de las mejores cosas que haya conocido un aceite de oliva virgen extra. Tomates, pepinos, aceitunas negras, cebolla roja, pimiento verde, condimentos, vinagre de vino tinto y aceite de oliva cubiertos con cuadrados de queso feta componen este clásico manjar. Puedes agregar o eliminar ingredientes que se adapten a tus gustos, ya que el queso feta complementará las variaciones. 

 

Quesos y tomates

 

Quesos y tomates

 

Aquí echamos mano de la tradición italiana, pues nadie como ellos han sacado partido a conjuntar los tomates y sus quesos. Mozzarella, fresca, ligera y jugosa, con un toque dulce y aromas a campo que tan bien combinan con el frescor natural del tomate, o la Ricotta, pariente de nuestro requesón, con el que la intensidad de un buen tomate, tipo Kumato, potencia los matices neutros de la ricotta, creando un maridaje perfecto.

 

Ensalada de pollo y queso

 

Queso en la ensalada

 

Más que una ensalada entrante es un plato principal. Las tiras de pollo a la parrilla sobre una cama de verduras son deliciosas cuando se cubren con yogur descremado, estragón y queso azul desmenuzado, como stilton, roquefort o gorgonzola. El fuerte sabor del queso azul complementa los sabores simples del pollo y el yogur. También va muy bien con Cheddar envejecido o un queso suizo. 

 

Esto es solo una pequeñísima muestra del enorme universo de las ensaladas concertadas con queso. Y lo bueno de esto es que son tantos los elementos a combinar, tanto en vegetales como en variantes de queso, que está en continua expansión. De tí depende añadir uno nuevo… y si nos lo cuentas te lo agradeceremos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies