Seleccionar página

¡Abrir paso a la lasaña de bacalao, la opción top de pescado para saltarse las normas! Una vez que la pruebas no puedes prescindir de ella.

Amantes de la pasta al horno, locos por el bacalao… ya podéis formar un frente unido. Ser realistas, pedid lo imposible. La lasaña de bacalao, con puerros y ajetes, existe y está deliciosa..

 

Para los que piensan que la salsa de boloñesa o ragú es la única posibilidad de una lasaña, anunciarles que nunca es bueno tener una visión tan estricta en la cocina. Lo mismo que asegurar que los italianos no comen queso y pescado juntos; pero nos olvidamos de los deliciosos risottos de marisco donde el parmesano le dá la untuosidad precisa.

 

Pasta para lasaña

 

Está a punto de experimentar como el bacalao se cuela entre pisos de pasta al huevo y capas de puerros y ajetes tiernos bien pochados.

 

Esta lasaña de bacalao seduce y te conquista.

 

Una apreciación previa, las cantidades de los ingredientes es difícil concretarlas, ya que depende de la fuente de horno que vayas a utilizar. Te proponemos una opción cómo para 6 personas.

 

 Receta de lasaña de bacalao y ajetes

 

Lasaña de bacalao

 

Ingredientes

 

  • ¾ de kilo de Bacalao desalado
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen suave
  • Leche
  • 2  ó 3 puerros grandes
  • 2 manojos de ajetes
  • Pasta para lasagna. ½ kilo. La marca Di Cecco tiene opciones de pasta al huevo y al huevo con espinacas.
  • Bechamel, aproximadamente 1,5 litros. 

 

 Preparación

Lo primero es hacer una especie de brandada de bacalao.

Poner los lomos con la piel para arriba en una olla con agua fría. Poner a calentar. Cuando rompa a hervir apagar el fuego y dejar en el agua hasta que esté templada. Desmigar el bacalao y reservar un poco del agua de cocción.

 

Poner a calentar el aceite con los dos dientes de ajo hasta que esté templado, retirar los ajos.

 

Calentar la leche hasta que esté templada.

 

En un cuenco poner el bacalao con un poco de su agua de cocción, triturar con una batidora añadiendo el aceite en chorrito como si estuviéramos haciendo una mayonesa, lo mismo con la leche. No usar demasiado aceite para que no le aporte demasiado sabor. Parar cuando tenga la textura de una crema espesa. Reservar.

 

Pelar y cortar a lo largo los puerros y luego en trozos de uno tres centímetros. Lo mismo con los ajetes.

 

Poner un poco de aceite al fuego y pochar a fuego medio los puerros y los ajetes hasta que se doren algo. Salar con cuidado teniendo en cuenta la sal que tenga el bacalao.

 

Hacer la salsa bechamel. En este caso tu estilo marcará cómo lo hagas, con la recomendación de que sea ligera y aterciopelada. Le dará mayor encanto al plato.

 

En una fuente de horno verter algo de bechamel hasta cubrir el fondo.

 

Poner una capa de placas de lasaña, poner encima una capa del sofrito de puerros y ajetes, otra capa de pasta; una capa de brandada de bacalao, una capa de pasta, una de puerros… Así sucesivamente hasta que nos quepa o acabemos con los ingredientes. Lo que ocurra primero.

Cubrir con el resto de la bechamel.

 

Precalentar el horno a 180 grados y meter la fuente.

 

El tiempo de cocción es de unos 20 minutos, o lo que indique el fabricante de la pasta. 

 

Si quieres que la cobertura de bechamel tome un color dorado, gratina los últimos minutos.

 

Dejar reposar fuera del horno unos minutos.

 

Al día siguiente de hacerla está tan buena o mejor que en el momento de sacarla del horno.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies