Seleccionar página

Una tabla de quesos es la miniatuarización del universo quesuno. Es la forma más cercana y amena de representar ese mundo lácteo, el método de acercamiento y descubrimiento a las texturas y sabores. Y en este viaje iniciático no te vamos a dejar solo, te va a compañar un auténtico Cheese Coach, Salvador Valero, gerente de la tienda Bon Fromage, un maestro quesero de los que disfrutan con la docencia, porque de eso va ésto: de aprender y disfrutar.

 

Escoge tus quesos. Pídele a tu quesero sugerencias si no tienes idea por dónde empezar. Para hacer una tabla de quesos, debes conseguir una gran variedad de diferentes tipos de quesos. Debes tener al menos un queso típico o reconocido, como el Brie o el queso Manchego. Escoge uno de cada uno de las siguientes categorías:

  • Quesos envejecidos: Comte, Gruyere, Zamorano, Dziugas, Manchego…..
  • Quesos blandos: Brie, Camembert, Munster, Saint Felicien, Pont Leveque…..
  • Quesos duros: Parmesano, Appenzeller, Payoyo, Canestrato, Pecorino……
  • Quesos azules: Stilton, Gorgonzola, Roquefort, Cabrales, Montagnolo…….
  • Como alternativa, toma un queso de cada tipo de leche – de cabra, de oveja y de vaca – para asegurar que varios sabores diferentes están presentes en su plato.

 

Tabla de quesos Bon Fromage

 

Decide lo que va a servir con los quesos. Tendrá que tener una variedad de galletas o panes. También debes tener algunas frutas para comer junto con los quesos.

  • Sirve las galletas preparadas con quesos suaves. El queso va a acentuar el sabor de la galleta.
  • Sirve las galletas con semillas con quesos como el queso de cabra.
  • Las rebanadas de baguette funcionan bien con los quesos blandos.
  • Las rebanadas de manzana son buenas con el queso en general ya que limpian muy bien lo sabores de la boca entre queso y queso.
  • Las frutas secas (pasas, ciruelas, arándanos, orejones) son especialmente recomendables para tomar con los quesos, ya que maridan muy bien y potencian los sabores de los quesos sin llegar a enmascararlos.
  • Los frutos secos fritos (almendras, anacardos) son muy recomendables con los quesos viejos o curados, ya que potencian los matices a cereal de los quesos de oveja añejos.
  • Los frutos secos tostados (avellanas, almendras o nueces) están especialmente recomendados para tomar con quesos de pasta cocida (Comte, Gruyere, Marianne, Appenzeller) ya que potencian las notas dulces que suelen tener estos quesos.

 

Decide el número de quesos que vas a servir. ¿Va a ser servido como plato o como entrante? Dependiendo su uso la variedad y la cantidad dependerá, no es lo mismo una tabla de quesos de entrante que de postre, o una tabla de quesos de 4 tipos o 6 variedades.

Otro parámetro importante es el acompañamiento, si va ha ser servido como plato principal o va acompañado de algún otro plato.

Y por último el número de personas que van a degustar la tabla de quesos.

 

Tabla de quesos Bon Fromage

 

Coloca tus quesos empezando desde los más suaves hasta los más fuertes si estás sirviendo la tabla de quesos como un plato. Los quesos azules son los más fuertes en el plato, seguidos por los quesos de corteza lavada. Mantén los quesos dentro del borde del plato, de no hacerlo así lucirá desordenado.

El consejo principal es que se deguste en sentido de las agujas del reloj, siendo el queso que marque las 12:00 el más suave, y el queso que marque las 11:00 el más fuerte.

Siguiendo este orden, los sabores de los quesos serán más perceptibles, e iremos descubriendo intensidades y texturas.

Otro dato importante es la temperatura de servicio, es aconsejable servirlos atemperados, es decir a temperatura ambiente, procura sacar tu tabla de Quesos de la nevera  unas dos horas antes de consumirlos en Verano, y unas 4 horas en Invierno, la temperatura es importante a la hora de descubrir todos los matices que nos puede ofrecer un queso.

CONSEJO: Si no te ha dado tiempo de atemperar tus quesos, o se te olvido sacarlos de la nevera, un buen truco es calentar el plato, o la tabla donde los vas a servir, esto hará que el queso tome temperatura mucho más rápido.

 

Tabla de quesos Bon Fromage

 

Escoge una bebida para acompañar los quesos. El agua está bien, pero el vino es una opción muy utilizada. Si estás sirviendo quesos al final de la comida, se puede servir el mismo vino que serviste con el entrante. También puedes escoger un vino para maridar tu tabla de quesos. Con quesos azules fuertes, nada es mejor que vinos de postre como Oporto, Tawny , Oloroso, Pedro Ximenez, Sauternes, etc.

Los quesos suaves pueden ser maridados con vinos blancos fermentados en madera, o bien con una sidra natural.

Los quesos duros tradicionales maridan a las mil maravillas con cervezas artesanas.

Los quesos astringentes o muy picantes con licores o aguardientes.

 

Relájate y disfruta: Las tablas de quesos deben ser atractivas y divertidas. No te estreses. Si no quieres hacer el trabajo, en Bon Fromage te diseñaremos la Tabla de Quesos Perfecta, Solo tienes que dejarlo en nuestras manos.

 

Consejos:

  • Si deseas exhibir queso en lugar de preparar una Tabla de quesos, siga los mismos pasos que para preparar una Tabla, pero luego coloca los quesos de forma artística en una tabla de cortar de madera o bambú. Esparce frutos secos, nueces, flores comestibles. Como acompañamiento sirve pan. Debes reponer periódicamente.
  • Busca una tienda de confianza. No todas las queserías o queseros son iguales. ¿Está el queso ya empaquetado? ¿O te lo cortan cuando lo ordenas? ¿Te permiten probar el queso antes de comprarlo? ¿Trabajan Quesos de temporada? ¿Hay una buena variedad? ¿Trabajan el queso Artesano, o es industrial o semi-industrial? ¿Hay también quesos de Leche Cruda? ¿Y de Leche Pasteurizada? ¿Los trabajadores de la tienda conocen el producto?
  • El queso Artesano es caro, y como tal hay que asumirlo. Su cuidada elaboración desde el origen y los cuidados que lleva detrás un queso, no lo vemos en los telediarios o programas de cocina, pero están presentes en cada bocado de uno de estos manjares, son auténticas obras de artesanía.
  • Para conservar el queso en casa, lo mejor, es mantenerlo envuelto en film transparente, y un lugar refrigerado, intentando evitar el frío seco y directo que los puede hacer secar rápido. Teniendo en cuenta el consejo de atemperarlo antes de degustarlo.

 

Advertencias

  • Usa un cuchillo para quesos, ¡funciona mejor y es más seguro!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies