Seleccionar página

Son muchas las fábulas en torno a la Tarta Tatin, un mítico pastel que se hornea «al revés» pero se come «al derecho» …

 

Y mira que en origen no hay tarta más simple, pocos ingredientes son suficientes para darle forma: manzanas, azúcar, mantequilla, harina y sal (solo una pizca). ¡Y durante más de cien años, ha inspirado a cocineros y pasteleros de todo el mundo!

 

El origen de la Tarta Tatin está en la región francesa de Sologne, más concretamente en un pequeño pueblo de Lamotte-Beuvron, a menos de 200 km de París.
Y debe su nombre a dos hermanas, Stéphanie y Caroline Tatin, que dirigían en el final del siglo XIX y principios del XX un establecimiento familiar, el Hôtel Tatin. El trabajo se lo repartían Caroline, la mayor, que recibía clientes, mientras Stéphanie estaba ocupada en la cocina, preparando tartas de manzana, fondant y caramelizado.

 

Consejos de elaboración de Tarta Tatin de higos

 

Cuentan que el primer domingo de la temporada de caza, de gran afluencia de público, Stéphanie cometió el despiste al olvidarse de la masa en una de sus preparaciones, y en el calor del momento puso su molde en el horno, adornado solo con manzanas y azúcar. Al darse cuenta de su olvido, y con el fin de aprovechar las manzanas ya horneadas, simplemente agregó la masa encima de las manzanas y también terminó de hornear el pastel.

 

Hasta aquí la leyenda. Otros, los más descreídos, afirman que no hubo tal torpeza, y que la Tarta Tatin ya era una especialidad regional y que las hermanas Tatin tan solo lo habrían hecho famoso. Explicación mucho menos romántica.

 

Espionaje gastronómico

 

Tarta Tatin fácil

 

Vamos a quedarnos con la autoría de las hermanitas, tiene más glamour. Pero la historia del ascenso a los altares pasteleros contínua con la intervención del espionaje gastronómico por parte de otro famoso. El propietario del restaurante Maxim’s en París, descubrió este pastel durante una comida de caza en el local de las Tatin.

 

Bajo el hechizo de la Tarta Tatín pidió la receta, pero tan solo recibió el silencio de las dos hermanas.
No satisfecho con la negativa – menudo sería el soberbio propietario del restaurante más famoso del mundo – envió a uno de sus pasteleros a Lamotte-Beuvron. Se hizo pasar por un jardinero en busca de trabajo … y descubrió el secreto detrás de la elaboración de este famoso pastel. Al menos tuvieron la decencia de copiar pero manteniendo la referencia a sus creadoras, y lo bautizaron «Tarte des demoiselles Tatin».

 

Fue entonces el célebre crítico gastronómico Maurice-Edmond Sailland, conocido como Curnonsky «Príncipe de los gastrónomos», quien la hizo pasar a la posteridad. Publicó la receta en uno de sus libros, distribuyéndola así en París y entre todos los gourmets. ¡Incluso se dice que inventó toda la historia, especialmente la torpeza de las hermanas Tatin, para divertir a los periodistas!

 

¿Cómo no? Uno de los postres más célebres del planeta se merecía una historia, veraz o no, a su altura.

 

La Tarta Tatin ha evolucionado, por supuesto, y aunque el proceso original y sus ingredientes se han convertido en un básico de la cocina internacional, numerosas versiones dulces y saladas llenan los libros de cocina de medio mundo.

 

Y como estamos en época de higos, por qué no utilizar la fruta de temporada para dar un giro al pastel supremo.

Receta de Tarta Tatin con higos frescos

 

Receta de tatin de higos frescos

  • 1 rollo de hojaldre
  • 10 higos frescos
  • 60 g de azúcar morena
  • 40 g de mantequilla
  • 1 sobre de azúcar de vainilla

 

Precalienta el horno a 180 °C

 

Lavar los higos, pelarlos y cortarlos por la mitad o en 4, o también los puedes poner enteros. Todo dependerá del tamaño de los higos. En una cacerola a fuego medio, calienta la mantequilla. Agrega el azúcar moreno y el azúcar de vainilla y luego carameliza la mezcla.

 

En esta mezcla caramelizada, dora los higos durante 5 minutos a fuego medio, dándoles la vuelta con frecuencia.

 

Prepare un molde para pastel y luego vierte la preparación. Sobre esta alfombra de higos, disponer el hojaldre.

 

Hornear durante 25 minutos, luego desmolda suavemente la receta de tarta tatin para que se pueda ver los hermosos higos caramelizados.

 

Servir un trozo de tarta con una bola de helado de vainilla.

 

¡A disfrutar!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies