Seleccionar página

Ternasco de Aragón, la carne rosa que identifica a toda una región y a una forma de vida. Un producto de tal calidad que, junto con su arraigo a nivel cultural, fue la primera carne fresca en España en obtener el reconocimiento de una Marca de Calidad en 1989.

 

Una carne de cordero sostenible, equilibrada, nutritiva y sabrosa que aglutina en un producto las virtudes de las carnes rojas y los beneficios de las carnes blancas.

 

La especie ovina ha estado siempre vinculada históricamente al quehacer agrario aragonés. Un ganado con una gran capacidad de adaptación a un clima duro, unido a su facilidad para el pastoreo y al aprovechamiento de un entorno adverso, su versatilidad productiva (carne y leche como alimento, lana y piel para la industria textil) convirtió a estos animales en identidad de un territorio.

 

Ternasco de Aragón, nobleza baturra 

 

El Ternasco de Aragón es pura singularidad cárnica en todos los aspectos.

 

Un cordero alimentado exclusivamente con leche materna y con cereales naturales, cuyo peso en canal varía entre los 8 y los 12,5 kg. Nada que ver, por tanto, con las versiones al uso de corderos lechales o pascuales. Pero ni en el sabor ni en las propiedades de la carne. ¡Ahora veréis por qué!

 

Para poder alcanzar la categoría de Ternasco de Aragón, los corderos deben provenir exclusivamente de las razas Raza Aragonesa, Roya Bilbilitana, Ojinegra de Teruel, Ansotana y Maellana, así como haber nacido y haberse criado en el territorio aragonés. La Indicación Geográfica Protegida no acepta corderos de otras razas y menos aún corderos de otras razas que provengan de otras comunidades o países. El Ternasco de Aragón es, por tanto, un cordero autóctono. Único en Aragón. Único en el mundo.

 

 

Carne rosa

 

 

¿Por qué consumir la carne Ternasco de Aragón?

 

La carne amparada por la IGP exhibe un catálogo de propiedades que la convierten en un alimento de alta gama, tanto por su sabor, como por sus propiedades nutricionales y por su método de explotación.

 

  • Porque su color es rosado y es el resultado de combinar las virtudes de las carnes rojas y los beneficios de las carnes blancas.

 

  • Porque es muy nutritiva: aporta zinc, fósforo, selenio, potasio, vitamina B3, B6 y B12 y proteínas de alta calidad con aminoácidos esenciales imprescindibles para nuestro organismo.

 

  • Porque su cantidad de colesterol (entre 64 y 68 mg/100g) es similar a la del muslo de pollo.

 

  • Porque más del 35% de sus ácidos grasos es ácido oleico, el mismo del aceite de oliva virgen extra, que es monoinsaturado y cardiosaludable.

 

  • Porque su bajo contenido en sodio la hace recomendable para personas que necesitan controlar su tensión arterial reduciendo la ingesta de sal.

 

 

Ternasco de Aragón

 

 

 

  • Porque la pierna de cordero Ternasco de Aragón tiene apenas entre 9,6 y 12,8% de grasa y la paletilla entre 12,7 y 14,5%.

 

  • Porque un estudio científico ha demostrado que el consumo de pierna y paletilla de Ternasco de Aragón dentro de una dieta equilibrada tiene el mismo efecto que el pollo en cuanto al mantenimiento de los niveles normales de peso corporal y riesgo cardiovascular.

 

  • Porque consumir pierna o paletilla además de variar nuestra alimentación ayuda en las dietas de pérdida de peso a mantener la masa muscular.

 

  • Porque su sabor equilibrado, suave pero con personalidad, exquisito e inimitable por su tierna suavidad, nos ayuda a disfrutar de las comidas, las festividades y la buena compañía.

 

  • Porque ayuda a la ganadería extensiva, a través del compromiso con el respeto animal y el medio natural. Además, deja una baja huella de carbono, preservando los pueblos y la tradición del pastoreo.

 

  • Es rica en proteínas de alta calidad y minerales. Por lo que es ideal tanto para niños como para adultos.

 

Es una carne muy versátil con un sabor muy equilibrado. Es una de las carnes de más versátiles en la cocina. Resulta ideal tanto preparada de la forma más tradicional – al horno con sus patatas panaderas – pero que también admite perfectamente las técnicas de cocina más vanguardistas. Presentada en tapa, en bocadillo o en plato. Maridada con una gran diversidad de salsas y acompañamientos, o simplemente a la plancha. Cocinada al horno, a la brasa o guisada a baja temperatura. El límite lo marca la capacidad de innovación del chef que lo prepare. 

 

 

Ternasco de Aragón

 

 

 

Como siempre, Mercado de Chamartín es punta de lanza en la selección y comercialización de la mejor materia prima alimentaria, y con el Ternasco de Aragón no es una excepción.

Comercios como Raza Nostra se han convertido en punta de lanza en la capital de la nueva estrategia promocional del ternasco aragonés. Bajo el titular CARNE ROSA, los lineales de Raza Nostra se han customizado de “rosa” para dar a conocer al consumidor todas las ventajas de un alimento excepcional. Junto a mostradores personalizados de esta carne, organizan catas y degustaciones de cortes especiales de Ternasco, concursos y suministran toda la información que el consumidor demanda. Desde sus características organolépticas hasta recomendaciones culinarias.

 

Chuletillas de Ternasco a la plancha con muselina de tomate a la albahaca

 

 

Ternasco de Aragón

 

 

¿Pensando en alguna receta sabrosa y saludable que no os haga perder mucho tiempo en la cocina? Hoy cocinamos chuletillas de Ternasco de Aragón a la plancha con muselina de tomate a la albahaca y mini mazorcas de maíz

La receta es muy fácil y rápida de elaborar. El corte con el que está elaborada es el costillar del Ternasco de Aragón. Sin duda, el más valorado, reconocido y apreciado del cordero. ¡Atentos que empezamos!

 

 Ingredientes 4 pax

  • 20 Chuletillas (o costillas) de Ternasco de Aragón IGP
  • 1 Tomate natural
  • 1 bote de mini mazorcas
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal en escamas
  • Albahaca fresca

 

 

Preparación

 

En primer lugar, vamos a elaborar la muselina. Para ello, simplemente tenemos que triturar el tomate crudo pelado junto a un chorrito de aceite y sal.

 

A continuación, hacemos las chuletillas de Ternasco de Aragón a la plancha. Vuelta y vuelta. Tres minutos por cada lado. Cuando estén listas las reservamos.

 

Ten en cuenta que puedes usar chuletillas (o costillas) de badal, de palo o de riñonada. En esta ocasión, hemos elegido las de palo.

 

En la misma sartén, y una vez hechas las chuletillas, salteamos las mini mazorcas.

 

Para montar el plato, ponemos las chuletillas y sobre éstas sal en escamas al gusto. 

 

A continuación, añadimos las mini mazorcas de maíz y, finalmente, salseamos al gusto con la muselina de tomate. Para terminar, salpicamos el plato con albahaca fresca picada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies