Seleccionar página

¿Cuántos utensilios de cocina podrías considerar como esenciales? ¿Eres de los que coleccionan todos los gadgets que se anuncian o prefieres tener lo básico? Si no dispones de una cocina “industrial”, como el común de los mortales, y tienes que arreglarte en muy pocos metros cuadrados para una actividad tan esencial como es cocinar 365 días al año, hay que priorizar en las herramientas y utensilios de cocina que necesitamos. Sobre todo para no acabar utilizando el altillo del armario para guardar aquella máquina, tan chula, de fabricar pasta y que solo has utilizado 2 veces en el último lustro. O que acumule polvo al fondo de un aparador la liquadora que fue regalo de bodas y que, por cierto, no ha visto una fruta o verdura ni por el forro.

 

Es hora de hacer balance de lo que hay en tu cocina, o de lo que debe haber. Bien es cierto, lo que viene a continuación es una parte fundamental de los instrumentos; no son todos los que necesitamos, seguro. Pero la intención es realizar una criba, y poner en valor aquellos utensilios de cocina que utilizarás prácticamente cada día. Excepto los que tires de teléfono y encargues cocina preparada

 

Utensilios de cocina

 

Cuchillos básicos en la cocina

 

Cuchillos, al menos tres

No es necesario tener el juego completo de cuchillos; ya sabes, el que viene en un elegante bloque de madera, y en su lugar invertir en algunos elementos esenciales. Todo lo que necesitas es un cuchillo de cocinero decente, o también llamado cebollero, es el más versátil en la cocina por su tamaño amplio y su forma, que permite agarrarlo con firmeza sin limitar la capacidad de mover la mano y controlar fácilmente la fuerza, velocidad y movimiento, un cuchillo de pan dentado y un cuchillo de pelar. Estos tres cubrirán básicamente cualquier cosa que necesites cortar. Vamos, los elementales que te llevarías a una isla desierta para ejercer de chef.

 

Y como el uso de los cuchillos es el momento más peligroso de las labores cocineriles, atentos a tenerlos perfectamente afilados, con lo que un afilador no es instrumento baladí. Aunque si eres un habitual del Mercado de Chamartín puedes tener tus herramientas cortantes en perfecta orden de marcha, si dejas en manos de Jorge, nuestro Afilador profesional, las tareas de mantenimiento. La ITV ideal para los artilugios cortantes.

 

 

Tabla de cortar

Donde haya cuchillos, es necesario de que existan tablas de cortar. Decide hacer un hábito lo de nunca cortar cosas en un plato o directamente en el mostrador. No solo podría dañar el cuchillo y la encimera, sino que también podría correr el riesgo de contaminación cruzada y la introducción de microbios en sus alimentos.

Si bien las tablas de cortar de vidrio o piedra pueden ser bonitas, la madera o el plástico son la mejor opción. Y recomendable reemplazar la tabla de cortar cada dos años.

 

Sartén antiadherente

No es imprescindible tener un juego completo de sartenes antiadherentes, pero al menos una es fundamental, más aún si le das al huevo con asiduidad.

Estas sartenes son de bajo mantenimiento para limpiar y muy tolerantes, siempre que las cuides adecuadamente; ¡alerta, sin utensilios de metal ni estropajos!.

 

Sartén antiadherente

 

Sartén de hierro fundido

Además de su única sartén antiadherente, apunta una sartén de hierro fundido. Este material es una forma económica de obtener una sartén que realmente conduce el calor muy bien, por lo que es realmente bueno si deseas cocinar un bistec u obtener un precioso dorado en una pechuga de pollo o algo semejante.

Y si estás tratando de caramelizar la superficie de alimento, que realmente desarrolla el sabor en algo como un trozo de carne roja o de ave, una sartén de hierro fundido es la mejor opción.

Requieren un poco de cuidado, pero duran para siempre.

 

Ollas y sartenes de acero inoxidable

Entre los profesionales de los fogones todos se decantan por el acero inoxidable como el mejor material para este grupo de utensilios de cocina. Son un poco más difíciles de lavar, un poco más pesadas, pero te aseguran durabilidad de largo recorrido.

 

Batidora de mano

Para hacer batidos, espumar bebidas o picar cebollas y ajo, una batidora de mano es una enorme ayuda. No ocupa prácticamente espacio, se puede guardar en un cajón hasta el momento de utilizarla, es versátil, bastante económica, y en definitiva es un utensilio de cocina muy eficaz.

Si tienes que decidir cuál será el primer electrodoméstico para cocinar la respuesta está en una batidora de mano; prácticamente todas las del mercado se acompañan de varios accesorios que permiten reemplazar al procesador de alimentos en las tareas más básicas. Que quieres dar un salto cualitativo… tiempo tendrás. Solo una nota de seguridad: siempre, asegúrate siempre de desenchufar esta cuchilla de metal que zumba antes de limpiarla. Ni te imaginas la cantidad de accidentes que se producen por una mala práctica.

 

Batidora de mano

 

Olla a presión

Durante décadas la olla exprés era un elemento básico en el ajuar de los que iniciaban una vida independiente. No había madre que en el lote de pertenencías de supervivencia de sus vástagos no incluyesen la olla a presión. Y no les faltaba razón. Hasta los fanáticos de MasterChef saben que esta olla puede ser el mejor amigo de un cocinero cuando tienen poco tiempo (¡o su peor enemigo, si no saben cómo usar una!).

L@s am@s de casa saben que es un utensilio fundamental, aunque puede ser un poco intimidante, pero una vez que aprendes a usarla, es genial. Sobre todo en ahorro de tiempo. Hacer un arroz salvaje en 20 minutos o cocinarlo en olla normal durante más de una hora. Haz la cuenta.

 

Termómetro digital

Si a mi abuela le hubiera dicho que entre los instrumentos básicos para cocinar incluía un termómetro digital, o sonda térmica, se le habrían erizado los pelos como escarpias y reclamaría la ayuda de un exorcista de urgencia. Pero es que es realmente útil. Si quieres asar un pollo o quieres cocinar la carne hasta cierto punto de cocción… o lo que sea, una lectura instantánea es una enorme ayuda.

Los más sencillos valen. Esos que tienen una sonda con cable, que introduces en el alimento a asar, y colocas el display en el exterior del horno. Configuras la alarma para que suene cuanto haya alcanzado la temperatura objetivo, y voilá. Te olvidas que dedicar parte de la atención a mirar a través del cristal del horno y dedicas el intelecto a otras tareas.

 

Cucharones y utensilios de cocina de madera

A menos que seas una persona que coma exclusivamente alimentos sólidos (si existe, póngase en contacto con nosotros… queremos conocerle), necesitarás un cucharón para extraer de la olla cualquier alimento con líquido y depositarlo en el plato. Intenta servir sopa sin una y rápidamente te darás cuenta de lo esencial que es.

Para revolver alimentos es recomendable el uso de cucharas de madera, es un material que te facilitará raspar el fondo de sartenes y ollas sin dejar marcas en el material.

Un juego de utensilios de cocina de madera es un buen intermediario entre el antiadherente y el metal. Tanto una cuchara como una espátula plana te ayudarán a remover cualquier alimento que puedas estar trabajando en la sartén. Incluso puedes usarlas para servir los alimentos ya en la mesa.

 

Menaje de madera

 

Barillas para batir

Intentar batir algo con un utensilio que no sea un batidor puede ser desmoralizador. Hay una razón por la que la palabra para la acción y el objeto son la misma: nada se mueve como un batidor. Cuando se trata de hacer salsa, batir huevos, mezclar ingredientes o ponerse realmente elegante y batir tu propia crema, simplemente necesitas uno de estos.

Búscalo de cables delgados al elegir su batidor. Si vas a hacer emulsiones como vinagretas, salsa holandesa y algunas otras, si las barillas son demasiado grandes y gruesas…, no podrás emulsionar líquidos como con esta herramienta.

 

Espátula de goma

Hasta aquí habíamos eludido instrumentos de material plástico…, nos pierde la conciencia medioambiental. Pero es primordial tener una espátula de silicona en la cocina. Su resistencia al calor y su versatilidad de uso la convierte en imprescindible.

Aunque el hornear no sea una de tus prioridades, no hay nada como una espátula de goma para raspar miel, yogur o salsas espesas de un recipiente, o para sacar los restos del vaso de la batidora de mano. Y si te trabajas el horno a menudo… ya eres consciente de la necesidad de la espátula. Que no falte.

 

Pelador de verduras

Piensa la cantidad de materia prima que necesita un pelado concienzudo: patatas, zanahorias, pepinos, remolachas… y casi todas las frutas. Un buen pelador es un regalo del cielo. Es pequeño, barato, no ocupa lugar y útil hasta el infinito.

Ahora decides si los quieres en formato recto o “Y”, ambos funcionan y solo es cuestión de hábitos.

 

Tazas y cucharas medidoras

Las recetas tienen que ver con el equilibrio, y si solo observas tus ingredientes en función de cuánto cree que son una cucharada y una taza, abróchate el cinturón porque el resultado de una misma receta será un día uno y al siguiente ¡Dios dirá!. A no ser que tengas mucha maña y largo recorrido, lo de una pizca de, o un puñado de, serán magnitudes de difícil entendimiento.

Si deseas hacer bizcochos decentes o aderezos para ensaladas equilibrados, necesitarás estas herramientas para medir con precisión.

 

Colador

 

Colador

Sin un colador, ¿dónde vas a escurrir toda esa pasta que acabas de hacer? Si no quieres que el proceso de colar se convierta en un caos de magnitudes planetarias recurre a la herramienta, que por eso se inventaron.

 

Seguro que nos dejamos un “contenedor” de utensilios de cocina. Tan solo hemos incluido un equipo básico. Pero recurrimos a tu opinión para que nos cuentes cuál nos hemos dejado fuera y serías incapaz de abandonar.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies