Seleccionar página

El Gazpacho, esa ensalada que se come como una sopa, que diría el guiri más iconoclasta, le han salido mil y una versiones. Ya no hablamos de las sutiles diferencias entre el gazpacho de mamá, el que prepara el primo cocinillas o el gazpacho de cocinero andaluz del chiringuito de vacaciones. Hablamos de variaciones mucho más rompedoras, esas en las que se hace saltar por los aires  la fórmula magistral del tomate, aceite de oliva, ajo, pepino, pimiento, cebolla y pan de ayer, para incluir ingredientes menos habituales.

 

Y es que cuando un plato se convierte en mito, un componente clave en la dieta líquida estival, es inevitable que le salgan secuelas más o menos acertadas y sabrosas. Todo lo bueno se imita, y el gazpacho no va a ser menos.

 

Versiones de gazpacho

 

 

 

Que nos perdonen los ortodoxos gazpachiles si ampliamos la familia de las sopas frías con otras versiones de gazpacho. Pero tendrán que reconocer que están bien ricas, y en definitiva cumplen el objetivo final: alimentar de forma muy sana, utilizando productos de temporada. ¡Qué demonios!, de esto se trata.

 

¿Te apuntas?

 

Gazpacho de sandía

 

Ingredientes:

  • 600 gramos de tomate en rama
  • 500 gramos de sandía (solo la pulpa)
  • 35 gr. de de cebolla
  • 40 gr. de pimiento verde
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 cucharada de Aceite de Oliva
  • Vinagre (puede ser de jérez, balsámico, etc…)
  • Sal

 

Gazpacho de sandía

 

 

Elaboración

 

Lavar los tomates y el pimiento. Es recomendable eliminar la piel, para conseguir un resultado más fino, y cortarlos en trozos. Todo va al vaso de la batidora.

 

Elimina del ajo el germen que aparece en el centro para evitar que repita. Añade sobre lo anterior con la cebolla.

 

Batir todo junto hasta que quede una textura fina.

 

Añade la sandía, a la que habremos eliminado la piel y las pepitas, con la sal, el aceite y el vinagre. Volver a batir hasta que quede con el espesor idóneo. Si fuera necesario pasamos por un colador para evitar restos no deseables.

 

Rectificar de sal o vinagre, según el paladar de cada uno, e introducirlo en la nevera hasta la hora de consumir.

Es fundamental servirlo bien frío y convenientemente removido.

 

Puede presentarse con unas bolitas de sandía.

 

Como en todo, también existen versiones de gazpacho de sandía, tantos como gustos. Por ello es posible añadirle albahaca, miga de pan para una textura más consistente, decorarlo con una virutas de jamón ibérico, trozos de melón…, la imaginación no tiene límites y el resultado siempre será apetecible.

 

Gazpacho de fresas

 

Este fresco gazpacho combina sabores salados y dulces que lo convierten en un regalo de temporada.

 

Versiones de gazpacho

 

 

 

Ingredientes:

 

  • 300 g de tomates maduros en rama, picados
  • 700 g de fresas maduras, peladas y picadas
  • 1 pimiento rojo asado de un frasco, en rodajas
  • 1 chalota pequeña, finamente picada
  • 1 diente de ajo pequeño, machacado
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 rebanadas de pan, cortadas en cubos
  • Hojas de albahaca para decorar

 

Elaboración

 

En un tazón grande combina los tomates, las fresas, el pimiento rojo, la chalota, el ajo y el vinagre de jerez y déjalo infusionar durante la noche.

 

Al día siguiente, agrega el aceite de oliva virgen extra y mezcla con la batidora de mano o en un procesador de alimentos hasta que quede suave. Añade un chorrito de agua si es demasiado espeso. Sazona al gusto.

 

Fríe los dados de pan en una sartén con aceite durante 4-5 minutos hasta que estén dorados. Escurrir sobre papel de cocina y espolvorear con sal marina.

 

Reparte el gazpacho en seis tazones o boles y decora con hojas de albahaca y picatostes de pan. 

 

Decora con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

 

Gazpacho de melón cantalupo

 

 

Versiones de gazpacho

 

 

Ingredientes

  • 800 gr melón Cantalupo frío de la nevera
  • 1 ud diente de ajo grande
  • 20 ml Vinagre de vino
  • 100 ml Aceite de oliva 
  • 80 gr miga de pan
  • Sal al gusto

 

Elaboración

Ponemos el melón limpio de piel y pepitas y el diente de ajo en la procesadora y trituramos por unos segundos hasta que rompamos toda la fruta.

 

Añadimos el vinagre, la sal y pan. Batimos nuevamente unos segundos.

 

Volvemos a batir, ahora sí por unos 2 minutos a potencia fuerte, mientras  vertemos en modo hilo el aceite.

 

Listo para enfriar en la nevera por 4-6h mínimo.

 

La familia de gazpachos se puede ampliar, y de qué forma. Piensa en otras versiones de gazpacho:  de melocotón, de mango, de cerezas, verde, blanco… En definitiva, una familia numerosa como para no aburrirse durante todo el verano…, y sin repetir.

Seguiremos la pista al clan de los gazpachos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies